frases

lunes, 20 de abril de 2015

Formula 1: el reino oculto de los Chemtrails

Como muchos sabréis, porque me seguís por otro lado, también llevo un blog de Formula 1, en el que, habitualmente, llevo unos comentarios sobre carreras e innovaciones técnicas desde el punto de vista, siempre limitado, de un aficionado al deporte del motor. Desde 2010 llevo observando todo lo que rodea al mundo del Gran Circo con todo lujo de detalles y, tras cinco años de observaciones y comentarios, estoy en disposición de anunciar que la Formula 1 también se ha unido a la conspiración de los chemtrails. Y que no es algo de ahora, sino que llevan más de treinta años en ello.

Sí, así es. ¿Acaso pensáis que os estoy engañando? Pues atentos a este documento que os presentamos hoy aquí. Hasta ahora, nada nos hacía suponer que no hubieran probado el asunto de las fumigaciones químicas con aviones, pero lo cierto es que cientos de miles de aficionados al motor en los últimos treinta años han sido conejillos de indias de las petroleras y otras agencias químicas, que han ido esparciendo por todo el mundo sus emisiones nocivas. Y lo siguen haciendo. 

¿Queréis pruebas? Vamos a ello. 

En primer lugar, vamos a poner unas imágenes que evidencian cómo la F1 va soltando estas peligrosas emanaciones. Son de todas las épocas, desde que los coches comenzaron a tener potencia de verdad. En épocas antiguas, cuando los coches corrían mucho menos, no se podía utilizar, porque la dispersión era mucho menor. 

Chemtrails en monoplazas de distintas épocas y distintos
equipos de Formula 1
¿Quién podría decir que eso es condensación? ¡Si nunca se ven estas imágenes, excepto en casos muy concretos! Si fuera condensación, veríamos estas estelas de humo en todos los grandes premios del mundial, y no sólo en algunos. ¿O es que no se condensa igual la humedad en Abu Dhabi que en Canadá? ¡Las leyes físicas son constantes en todo el planeta y si el monoplaza condensa en un sitio, condensa en todos! Además, la condensación debería firmar un trazo recto y estos trazos son erráticos, retorcidos, algo que no debería ocurrir en un vehículo tan pequeño a tan alta velocidad. Fijaos también en los puntos de donde nacen: son puntos pefectos para camuflar conductos por los que emitir los chemtrails. Si os fijáis en la de abajo, veréis claramente cómo emanan de unos conductos pegados a las branquias del ala trasera.

La primera evidencia de que la Formula 1 es un banco de pruebas de fumigación es que todas las escuderías tienen un patrocinador que es una gran petrolera: Petronas (Malasia), Shell (Holanda) o CEPSA (España) están presentes en el mundial de Formula 1 actual:

Patrocinadores petroquímicos de la Formula 1: CEPSA, Petronas y Shell, de Toro Rosso, Mercedes y Ferrari, respectivamente.
Estas fotos son de la temporada 2015, pero no es exclusivo. En temporadas anteriores otras petroleras también han contribuído a lo que os digo:

Patrocinadores petroquímicos de la Formula 1 de hace años
Todas, absolutamente todas las escuderías de Formula 1 que han llegado a la cima o han medrado de una u otra forma tienen el apoyo de una petrolera. Pensadlo fijamente. ¿Qué escuderías se han mantenido en el circo durante los sesenta y cinco años que lleva funcionando? Actualmente, sólo Ferrari. El creador de esta escudería, Enzo Ferrari, manifestó, en más de una ocasión que "la aerodinámica es sólo para quien no sabe hacer motores". Bien lo sabía él. En los inicios de la aerodinámica en la F1, los alerones eran ineficientes, aparatosos o creaban vórtices que esparcían las emisiones tóxicas, evitando que el chemtrail ejerciera su efecto. Actualmente, eso se ha corregido. ¿Os acordáis de este invento?

F-duct o Conducto F. Un supuesto invento aerodinámico que servía como camuflaje de algo más siniestro
En el año 2010, McLaren, una de las escuderías más laureadas de todos los tiempos, añadió un conducto por el que, con la excusa de mejorar la aerodinámica del bólido, hacían circular los peligrosos aerosoles que iban esparciendo por la pista. Todos los equipos acabaron por copiarlo. Con este invento, los magnates de la F1 podían conseguir que los peligrosos chemtrails pasaran desapercibidos, liberando así toda sospecha del Gran Circo y pudiendo utilizar los monoplazas para seguir contaminando medio planeta, desde Australia hasta Sudamérica. Afortunadamente, Mark Webber, piloto de Red Bull en aquel año, tuvo un grave accidente en el Gran Premio de Europa, celebrado en Valencia, al adelantar a Heikki Kovalainen. Aquel incidente puso en evidencia la inseguridad competitiva del F-duct y la FIA tuvo que prohibirlo para evitar accidentes mucho más graves.

Mark Webber, piloto del equipo Red Bull en 2010, vuela por encima de la pista valenciana tras tocarse con Heikki Kovalainen, de Caterham, al distraerse accionando el F-duct
Tras aquello, la F1 no ha dejado de investigar métodos para esparcir los chemtrails por todo el mundo. Aquí os traigo dos ejemplos más: uno el W-duct, que fracasó, puesto que no podía camuflarse y el S-duct, que se está probando esta temporada y parece tener un efecto muy superior y mejorado con respecto al F-duct:

W y S ducts en monoplazas. Se señalan mediante las flechas rojas
Sin embargo, aunque el método del F-duct fue prohibido, la F1 no ha dejado de ser otro medio para esparcir los químicos tóxicos por el método de los chemtrails. Cada año, desde inicios de la década pasada, hemos tenido circuitos nuevos en el campeonato. Bahrein y China, en 2004; Turquía, en 2005; Valencia y Singapur (Circuito de Marina Bay), en 2008; Abu Dhabi, en 2009; Corea del Sur, en 2010; India, en 2011; Estados Unidos (circuito de Austin), en 2012; Rusia, en 2014; y en 2015 se recupera el de México. La expansión de la F1 no ha dejado de crecer en los últimos 10 años, llegando a extremos donde jamás había llegado, como la India, Oriente medio o Centroamérica. 

Es curioso además observar la correlación del uso de circuitos en sitios nuevos con el control de masas. Recordemos que los chemtrails ya han sido desenmascarados como método para el control de la voluntad de los seres humanos (tal como explican aquí y aquí). En 2011, la primavera árabe obligó a suspender el Gran Premio de Bahrein. Los disturbios se extendieron por todo Oriente Medio. Pero en Bahrein, el reducto ocupado por la F1 era seguro. Sólo las amenazas por parte de los habitantes del país árabe lograron suspenderlo. En Bahrein tenían muy claro que los monoplazas estaban contaminando el aire y el suelo y por eso se enfrentaron al gigante del motor. Sin embargo, el Gran Premio de Abu Dhabi sí se celebró y los gases emitidos llegaron al cercano Bahrein, subyugando su espíritu combativo y volviendo a celebrarse en 2012. Otro ejemplo de esto, es la drástica reducción del inervencionismo Chino en 2004 y su apertura a la OMC; la F1 había alterado el comportamiento de los chinos definitivamente, actuando de caballo de Troya para introducir al salvaje capitalismo en uno de los últimos reductos comunistas del mundo. Como hemos comentado antes, este año se recupera el GP de Mexico. ¿A alguien le queda alguna duda de que se está intentando controlar el problema de los narcos en el estado centroamericano con la llegada de estos aparatos de difusión de químicos nocivos?

En conclusión, podemos decir que la F1 no es más que otro aliado de la conspiración mundial de los Chemtrails, y que demuestra, otra vez, que uno puede inventarse una conspiración con un poco de tiempo, cuatro ideas y un poco de tergiversación.

¿De verdad alguien se ha leído este mondongo y se ha creído algo? ¿Me lo estáis diciendo en serio? Yo lo siento mucho, pero no puedo creérmelo. Y viene a demostrar que, con cuatro ideas ad hoc y un poquito de imaginación, se puede montar una historia coherente, que tenga un poco de seriedad y lógica, pero que no tenga nada que ver con la realidad. Mezclar imágenes con un poco de imaginación y dar una explicación ridícula, absurda y atractiva para el amarillismo es realmente sencillo y puede originar un post como este en poco tiempo. Después, sólo hace falta algo de edición, un repaso para darle un formato, una pátina de misterio, et voilá, un post conspiranoico para alimentar el mito. Y si además lo colgamos en un blog como este, que se dedica a desmentir este tipo de chorradas pseudocientíficas, pues más credibilidad, claro.

¿Cómo se ha cocinado este artículo? Ha sido muy fácil. Ha bastado buscar algunas imágenes de contrails en la Formula 1. Sí, contrails. Estos, además de generarse en las bocas de las turbinas de algunos motores de aviones, se generan cuando cambia la presión del aire en lo que se llaman wingtip vortices. Estos vórtices no son más que estelas de aire que provoca el paso de los alerones a gran velocidad. Si hay un cambio rápido de presión entre el aire que entra por el ala trasera y el que sale (lo que a menudo ocurre cuando hace frío en la pista), se forman las estelas que se ven en la primera imagen de este artículo. Las fotos corresponden a distintos Grandes Premios y sesiones de test, en los que las temperaturas eran bastante bajas. Después, ha bastado con juntar unos cuantos elementos de conspiración. Y ha sido bastante fácil: muchas de las escuderías que ha habido ahora y siempre en la Formula 1 han tenido patrocinios con empresas petroleras. Unas, ya desaparecidas; otras, actuales y gigantes del negocio. ¿Quién mejor que las malvadas petroleras para poner el aire lleno de contaminantes? Y ya, si hablamos de control mental, relacionándolo con disturbios, pasados y actuales, en momentos en que la F1 está más presente allí, tenemos un plato de conspiración cocinado y servido en poco tiempo.

Disfrutad de la receta.

No sé si alguien llegará a enlazar este artículo. De lo que sí estoy seguro es de que quien lo enlace como prueba de la existencia de chemtrails no habrá llegado hasta el final. Porque sólo le habrá interesado la primera parte, aquella que confirma su propia creencia. El resto lo habrá desechado porque sí.

2 contribuciones:

Itizhor dijo...

Genial.

Lo malo es que seguramente acabas de iniciar un nuevo bulo, como cuando cierto periódico "fake" estadounidense afirmó que el Instituto Smithsonian había destruido restos de humanos gigantes a principios del siglo pasado e innumerables blogs conspiranoicos difundieron la noticia como cierta (incluso en varios idiomas, yo la leí en español y en inglés), que se extendió como la pólvora. No por casualidad conocí la supuesta noticia a través de uno de ellos —un tal Quantumleon777 en G+—.
(No, en serio: se podría abrir una sección entera solo para ese usuario).

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.