frases

sábado, 7 de abril de 2012

Verdades absolutas… CASO 10

Hola.
Hace unos días me pusieron gafas. Tengo hipermetropía, 1,25Dp en cada ojo. Una putada, ¿verdad?

Y a raíz de ello, han salido ciertas conversaciones satélite sobre el tema, acerca de lo bueno o malo que es llevar siempre las gafas puestas, aun en situaciones en que no se necesitan.

Y es que es cierto. Hay personas que creen que llevar las gafas permanentemente es malo, mientras que otras creen que es bueno. ¿Y realmente, qué hay de verdad en todo esto?

Bien.
Primero voy a comentar los tres principales motivos que pueden llevar a necesitar el uso de gafas.


La miopía es uno de los problemas de vista más frecuentes. Cuando una persona tiene miopía no puede enfocar correctamente las cosas que están lejos. Las personas miopes tienen los ojos ligeramente más alargados de lo normal, tomando la medida de delante a atrás. Esta longitud de más determina que la luz se enfoque delante de la retina en vez de sobre la retina propiamente dicha, lo que repercute sobre la nitidez de las imágenes. Las gafas o las lentes de contacto graduadas permiten corregir fácilmente este problema.

La hipermetropía es otro problema de vista. Las personas con hipermetropía no pueden enfocar correctamente las cosas que están cerca porque tienen los ojos ligeramente más cortos de lo normal de delante a atrás. En las personas hipermétropes la luz se enfoca detrás de la retina en vez de sobre ella, lo que les provoca una visión borrosa. Las personas que tienen una hipermetropía importante necesitan llevar gafas graduadas.

En ambos casos puede convertirse en una visión borrosa generalizada.

Otro problema de vista en que el ojo tiene una forma distinta a la normal es el astigmatismo. En el astigmatismo, la córnea no es perfectamente redonda. Para ver bien, sea de cerca o de lejos, las personas con astigmatismo necesitan llevar gafas graduadas.

Pero he aquí un dato interesante. Cuando se es niño, el tamaño del ojo puede cambiar durante el crecimiento, siendo el astigmatismo el más difícil de superar, y la hipermetropía la más fácil.

Y las preguntas inmediatas, que al final responderemos.
a) ¿Es malo para un miope llevar las gafas siempre, aun cuando no las necesita?
b) ¿Y para un hipermétrope?
c) ¿Y para un astigmátope?

He preguntado sobre el tema a dos expertos en la materia. Una, la médico oftalmóloga especialista de la óptica de El Corte Inglés, de Valladolid, quien me hizo la revisión; de nombre, Laura. Otro, un viejo compañero de instituto que estudió medicina en la Universidad de Valladolid y está con el MIR en Oftalmología en la Complutense, mi amigo Carlos Sanz, a quien envío un saludo (aunque ya sé de antemano que no lees mi blog).


La primera que pregunté me respondió, en cita de memoria, lo siguiente.

«En niños pasa. Sí. Un niño no tiene su ojo completamente desarrollado, y, tenga lo que tenga, tenga astigmatismo, miopía, o sobre todo hipermetropía, puede corregirse con la edad por si solo; es por eso que un niño solo debe utilizar las gafas cuando realmente lo necesita. Si usa las gafas sin necesidad, sus ojos se acomodarán y, no se acrecentará el problema, pero tampoco permitiremos al ojo corregirse por si mismo si ésto fuera posible en cada caso.
Pero no pasa lo mismo en adultos. El ojo de un adulto está completamente formado. A partir de los 18 o 20 años ya no se crece, y el ojo tampoco lo va a hacer. De modo que el ojo se va a quedar como está. Si lo cargas demasiado, si lo haces trabajar sin necesidad, podrá empeorar, pero de ningún modo un ojo adulto va a mejorar por si solo.
Si mantienes las gafas puestas de forma permanente, sea cual sea tu problema, estarás usándolas en todos los momentos en que las necesitas, y cuando no necesites el cristal, no te va a hacer ningun mal. Porque el cristal está hecho para corregir ese ojo; el ojo no va a empeorar por el hecho de llevar el cristal sin necesitarlo, porque el cristal está hecho para ese ojo. Y si en cualquier momento dado,en un caso en que llevas las gafas sin necesidad, de repente, aparece la necesidad, las gafas ya estarán puestas para que el ojo lo utilice adecuadamente. Por el contrario, si no llevas siempre el cristal, no pasa nada en momentos en que no lo necesites, pero en cuanto aparezca la necesidad, si no te las pones, eso sí que será malo para tus ojos, porque los estarás forzando.»
Por otro lado, a mi compañero de la Complutense le pregunté vía mail, desde la mas completa ignorancia:
«¿Es cierto que con cualquier otra dolencia ocular, es malo llevar las gafas cuando no se necesitan? Me refiero, obviamente, a llevar tus propias gafas sin necesitarlo. Por ejemplo, para ver de lejos siendo hipermetrope, o de cerca siendo miope. Es decir. ¿Es malo para un miope llevar las gafas siempre, aun cuando no las necesita? ¿Y para un hipermétrope? ¿Y para un astigmátope? Lo digo porque hay gente que cree que sí, y gente que cree que no, y ya me conoces, me gustaría saber cuál es la verdadera.»
Y me ha respondido, literalmente (copio-pego del e-mail, previa corrección de erratas), lo siguiente.
«Es una completa chorrada. Es un mito que los oftalmólogos llevan años intentando desmitificar, sin éxito. Las gafas se hacen para corregir un problema de vista. Y es lo que hacen. Si tu tienes hipermetropia y no enfocas de cerca, te pones gafas y ya enfocas de cerca. ¿Y de lejos? Pues también. Ya sé que no las necesitas, porque de lejos enfocas bien. Pero no pasa nada por que las lleves puestas. De hecho, es hasta bueno. Porque, por ejemplo, con la hipermetropía, vas a verlo más nítido, mejor. Y fuerzas menos a los ojos. Con la miopía más de lo mismo. De cerca ves bien sin gafas, pero con ellas también, y tal vez incluso mejor. Así que si las llevas puestas siempre, verás bien de lejos, pero también de cerca, y será mejor que si solo te las pones cuando crees que las necesitas. ¡Imagina que de repente las necesitas y no las tienes! ya estarías metiendo a los ojos a trabajar y a sufrir.Con el astigmatismo es más que con el resto, porque el astigmatismo te deforma la visión. Cuando te corrigen el astigmatismo lo hacen para todo, para cerca, para lejos, da igual que mire una montaña o la palma de su mano, lo va a ver deforme, y tiene que arreglarse; una persona que lleva astigmatismo en los ojos, tiene que ponerse las gafas siempre, porque cualquier ocasión de no ponérselas significa forzar los ojos. Lo que es malo para la vista es forzar. Llevar las gafas siempre solo es "malo", o menos bueno, si eres un niño. Y no porque se te hagan más graves los problemas, que no, sino porque si eres un niño, tal vez tu problema se pueda arreglar, y con las gafas puestas nunca se arreglaría. Pero para personas adultas, llevar las gafas siempre no supone ningun problema. Al contrario, es una garantía de que el problema no vaya a más, o vaya a más más lentamente.Con los niños, la excepción es el astigmatismo, que como afecta siempre, es bueno llevarlas siempre, y por la forma de deformación del ojo, es más difícil que se corrija por si solo.En resumen. Es "malo" llevar las gafas siempre si eres un niño. Mejor dicho, es menos bueno. Y sí es bueno si eres adulto. Da igual cual sea tu problema. No hagas caso de lo que diga la gente. A la gente le dicen esas cosas de niños y se creen que sigue valiendo cuando son adultos, pero no. Las normas del juego cambian.¿Te he resuelto la duda?»
Bueno, Carlos, como ves, sí, me la has solucionado. Y probablemente también a cualquiera que lea esta entrada.

Es decir. En función de lo que sabemos sobre los problemas oculares, y sobre lo que opinan los expertos –si tengo la ocasión de consultar a más expertos sobre el tema lo haré, pero confío bastante en lo que me han dicho; son dos personas sin ninguna relación entre ellas, que han dicho prácticamente lo mismo, y una de ellas está aprendiendo, de modo que me estará relatando lo que haya aprendido de más expertos–, parece ser que  efectivamente, lo de que llevar las gafas siempre puestas es malo no es más que un mito; que es cierto hasta cierto punto, para los niños, pero que en el caso de las personas adultas, llevar siempre las gafas es bueno.

Y esas observaciones de los dos expertos consultados, según una revisión rápida por google, se ven respaldadas por muchos otros especialistas del mundo. Una de las páginas que me ha llamado la atención es la estadounidense KidsHealth, que tiene su propia lista de mitos sobre la vista –revisados por el Doctor en Medicina de la División de Oftalmología Pediátrica, Jonathan H. Salvin–, y que deja claros algunos de ellos.
Léanse los que vienen a cuento de lo que estamos tratando:



«Mito: los bebés nacen con ojos de tamaño adulto.Realidad: el ojo de un recién nacido NO tiene el tamaño propio de un ojo adulto sino que sigue creciendo y desarrollándose junto con el niño. Este crecimiento explica los cambios refractivos cambiose (cambio de gafas) que tiene lugar durante la infancia. 
Mito: el hecho de llevar demasiado las gafas hace a los ojos "dependientes" de ellas.Realidad: los errores refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) van cambiando a medida que los niños se hacen mayores. Hay muchas variables implicadas en este proceso, pero gran parte del cambio probablemente obedece a factores genéticos y prosigue a pesar de que se lleven gafas antes o después, o durante más o menos tiempo. Llevar gafas correctamente graduadas no es perjudicial para los ojos.»



Otro mito, otra "verdad absoluta", desmantelada. 



2 contribuciones:

Noldwar dijo...

Parece que queda claro el tema en relación a los ojos, pero ¿Y para el cerebro? Me explico, yo soy miope, y tengo la impresión de que en los periodos en que uso menos las gafas mi cerebro utiliza otras referencias, formas de moverse en lugar de rostros de personas que están lejos por ejemplo. Sin embargo cuando las uso de forma continuada y me las quito me cuesta mucho más reconocer esos patrones y necesito un tiempo para volver a ajustarme.

Vary Ingweion dijo...

Tal vez eso tenga sentido, ya que enfocas de forma diferente con las gafas y sin ellas. Supongo que el cerebro tomará como puntos de referencia aquellas entidades que diferencia de forma más correcta.

Pero eso ya es cuestión neural, o tal vez psicológica, no tiene que ver con la propia fisiología ocular.

De todos modos, si encuentro una respuesta más científica, te la haré saber.

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.