frases

sábado, 13 de noviembre de 2010

La "coherencia científica" del creacionismo.


Con esta nueva entrada doy paso a una nueva iniciativa en el Blog. Las encuestas. Si todo va bien, iré poniendo una encuesta de vez en cuando. La primera de ellas será esta. ¿Creacionismo o Evolución? en la columna de la derecha puedes votar. Esta encuesta estará abierta hasta noche vieja. Cuando concluya, daré el resultado de la gente que haya pasado por aquí a visitarnos.

Ya sé que no es un estudio fiel, pues está sesgado. Pero está bien como entretenimiento.

Ahora mi réplica, basada en este artículo de creacionismo.net

Navegando por los etéreos mares de la información, he llegado a un nuevo artículo de este tipo de tendencias que nunca dejarán de sorprenderme. El artículo se titula “La evidencia residual de la Evolución”... Lo que me ha gustado del artículo es que piden respuestas. Así que yo se las voy a dar. Y ¿mi título de hoy? creo que lo voy a tomar como costumbre, dar la vuelta al título del artículo creacionista del que hablo, como ya he hecho otras veces.

En citas, coloco el texto bárbaro (Del lat. barbărus, y este del gr. βάρβαρος, extranjero, refiriéndome a que no es de esta página, sino de la arriba citada).
La creencia en la evolución es un fenómeno notable y mayormente inexplicable. 

¿Creencia?... ¿Quién es quien está basando toda su comprension en un libro hecho por y para los hombres hace siglos, en vez de basarse en las pruebas que nos muestra la naturaleza?... bien, sigamos.
Es una creencia sustentada por la mayoría de los intelectuales de todo el mundo, a pesar del hecho de que no tiene una verdadera evidencia científica que la apoye.

¿Cuántas evidencias quieres?... más adelante me las van a ir pidiendo, así que continúo...
NO HAY EVOLUCIÓN ACTUALMENTE
La ausencia de una evidencia en favor de la evolución se reconoce claramente por el hecho de que nadie la ha visto en acción.
«La evolución, al menos en el sentido en que Darwin habla de ella, no puede ser detectada dentro de la vida de ningún observador individual».
Que tú no puedas ver la evolución durante una vida humana no significa que no la haya actualmente. ¿Quieres que te diga un ejemplo donde la evolución puede observarse en un periodo corto de tiempo? En aquellos organismos que tienen la tasa más alta de reproducción en función del tiempo: las bacterias.

La microbiología no es lo mio, pero si que aprendí que si unas bacterias son sensibles a un antibiótico y las pones a crecer en un medio con ese antibiótico te las cargas. Pero a veces, ocurre que una bacteria sufre una mutación que la convierte en resistente a la toxina y ¡Taca!, esa bacteria tiene descendencia, y como el resto han muerto por presencia del antibiótico, todas las bacterias nuevas, descendientes de ese superviviente mutante, serán resistentes. Damas y caballeros, se ha dado un paso en la evolución. Ha habido una selección natural: las que no han adquirido resistencia al nuevo medio tóxico han muerto, solo las resistentes han sobrevivido.

 
De ahí que los antibióticos puedan dejar de funcionar. Por la generación de nuevas cepas de bacterias resistentes a éstos.
Las «variaciones horizontales» (por ejemplo, las diferentes variedades de perros) no son evolución real, naturalmente, como tampoco lo son las «mutaciones», que siempre son o neutrales o dañinas, por lo que se refiere a todas las mutaciones conocidas. Un proceso que jamás ha sido observado en acción en toda la historia humana no debería ser llamado científico.
El hecho que haya diversas razas de perro (es decir, variaciones horizontales) no son evolución en si mismas, pero sí son producto de una evolución por aislamiento. Durante siglos los perros de diferentes lugares han vivido sin mestizaje. La selección (en este caso, en vez de natural, artificial, pero con el mismo tipo de principio y el mismo resultado) ha hecho el resto. Ese es el resultado. Multiples razas. Y continúan evolucionando. Me gusta que hables de perros, ya que aquí tengo un articulo que demuestra la evolución en craneos de San Bernardos, con esos “caracteres intermedios” que tanto gustan de criticar los creacionistas.

En cuanto a mutaciones que siempre son o neutrales o dañinas, ya he hablado de la mutación de resistencia a antibióticos de una bacteria, por poner un ejemplo de mutación positiva. ¿Acaso la mutación de división de una escama, convirtiéndose en pluma, no es ventajosa para esos reptiles que tanto nos gustan y hacen pio pio en el jardin? –Nota, hablo de las aves, que recordemos, son dinosaurios, ergo, reptiles–. Véanse esta entrada y esta otra.
NO HAY NUEVAS ESPECIES
[...]
No sólo Darwin no pudo citar un solo ejemplo de un origen de una nueva especie, sino que nadie más ha podido hacerlo durante todo el siglo posterior de estudios evolucionistas.


¿No hay origen de especies?

Origen de las aves en su más amplio espectro, una especie: Archaeopteryx lythographica.

Origen de Homo sapiens, una especie: Homo rhodesiensis.

¿Quieres más?¿cuántas? Lee cualquier definición taxonómica de un grupo. Éste se define como “el grupo que engloba a todas las especies descendientes del acestro común entre Tararí y Tarará”, siendo Tararí y Tarará dos especies, y por tanto, incluyendo así al mencionado antecesor común.

Por el otro lado... especies nuevas originadas... ¿sabes que hay especies de plantas que han aparecido más tarde que el ser humano? Sí. De hecho, son plantas que han aparecido en funcion del manejo del medio por parte del ser humano. Es más, tenemos a los perros, a los gatos, a la mayor parte de los animales domésticos y de granja como ejemplo de nuevas especies que no existian antes como tal.

NO HAY NINGÚN MECANISMO CONOCIDO DE EVOLUCIÓN
También es cosa curiosa el hecho de que nadie sabe cómo funciona la evolución. Los evolucionistas mantienen generalmente que saben que la evolución es verdad, pero parece que no pueden determinar su mecanismo.
[...]
Uno pensaría que en los 150 años desde Darwin, con miles de biólogos adiestrados estudiando el problema y empleando aparatos de laboratorio por valor de millones de dólares, habrían ya resuelto este problema, pero el mecanismo que daría origen a las nuevas especies sigue siendo «el misterio central».
Imagen tomada del Blog de Evolutionibus
Sí los hay. Se llaman mecanismos de especiación. Hay tres. Alopátrica, Parapátrica y Simpátrica. Cada cual en su lugar y a su modo. Lee cualquier libro para más información.

¿O te estas refiriendo a los mecanismos que tienen lugar en dichas especiaciones, como la selección natural o las mutaciones?
NO HAY EVIDENCIA FOSIL
Se solía afirmar que la mejor evidencia en favor de la evolución era el registro fósil, pero el hecho es que los miles de millones de fósiles conocidos no han dado aún una sola forma transicional inequívoca con estructuras transicionales en proceso de evolución.
[...]
Esta ausencia universal de formas intermedias es cierta no sólo para «transiciones morfológicas principales», sino incluso para la mayor parte de especies.
«Como es bien sabido ahora, la mayor parte de especies fósiles aparecen instantáneamente en el registro fósil, persisten por algunos millones de años virtualmente sin cambios, sólo para desaparecer de manera abrupta ...»
[...]
Ahora veamos dos cosas. Respecto a la primera apreciación... Busquemos formas de transición entre varias especies (los dibujitos los he hecho yo mismo). Pongamos que los circulitos son especies que nos vamos encontrando en el registro fósil.


¿Qué quiero decir con esto? que son imposibles de saciar. En la primera gráfica teníamos cinco fósiles, así que nos faltaban cuatro huecos por llenar. Pero Si encontramos un fosil intermedio entre dos antes encontrados, nos encontramos con la tesitura de que ahora nos faltan dos intermedios, el que relaciona el nuevo con el anterior, y el que lo relaciona con el posterior. Así no acabaremos nunca. Continuaremos multiplicando por dos el numero de fósiles que “faltan”.

Respecto a la segunda premisa... “Como es bien sabido ahora, la mayor parte de especies fósiles aparecen instantáneamente en el registro fósil, persisten por algunos millones de años virtualmente sin cambios, sólo para desaparecer de manera abrupta”. Sí, acabas de resumir en una frase cojonuda la teoría del equilibrio puntuado de Stephen Jay Gould. Enhorabuena.
NO HAY ORDEN EN LOS FÓSILES
No sólo no hay formas de transición en los fósiles, sino que tampoco hay siquiera ninguna evidencia general de progresión evolutiva en las secuencias verdaderas de los fósiles.
[...]
La apariencia superficial de una pauta evolucionista en el registro fósil ha sido realmente impuesta sobre el mismo por el hecho de que las rocas que contienen los fósiles han sido a su vez «datadas» por los fósiles en ellas contenidos.
«Y esto nos plantea un cierto problema. Si datamos las rocas por sus fósiles, ¿cómo podemos luego ir al revés, y hablar de pautas de cambio evolutivo a través del tiempo en el registro fósil?»
[...]

Toc toc. ¿quién es? ¡Hola, somos tus amigos los métodos de datación químicos y radiométricos!

Mira, el mecanismo es el siguiente. Cuando los sedimentos se depositan, lo hacen unos sobre otros, de forma horizontal. Estudiando cual es la parte de arriba y cual la parte de abajo de un sedimento, puedes saber lo que va antes y lo que va después, así que los fósiles te aparecen ordenados de forma cronológica.

Después, datas los fósiles. Hay muchos métodos para hacerlo. Una vez datados, ya sabes a qué “fecha geológica” corresponde cada fósil. Después, a sabiendas de cuándo es cada especie de fosil, solo tienes que mirar los fosiles que hay en una roca para saber de cuándo es. No es dificil. No os esforcéis por hacerlo dificil.
Erronea representacion de la
evolución de los vertebrados
cortesía del blog Ego Sum Daniel
No hay ninguna evidencia de que la evolución es posible
[...] la ley del aumento de la entropía, o segunda ley de la termodinámica, contradice la misma premisa de la evolución. El evolucionista presupone que todo el universo ha ido evolucionando hacia arriba desde una sola partícula primigenia hasta los seres humanos, 
Divertido arbol evolutivo con los
cobayas a la cumbre.
Obtenido del blog Rodolfo el Cuy


Corto el párrafo para decir una cosilla... ¿Todo el universo ha ido evolucionando hacia arriba hasta los seres humanos? no somos nosotros los que estudiamos la evolución, los vanidosos que se creen que el ser humano es el centro del universo. La evolución no es una escalera con el ser humano como último peldaño. ¿Por qué el ser humano se tiene que creer en la cúspide? ¿por qué no, por ejemplo los cobayas?

La evolución tiene más bien forma de arbusto, en el que muchas ramas se secan (extinción), y otras tiran adelante. El ser humano no es más que una pequeña yema de crecimiento de todos los millones de yemas que este particular arbusto tiene. Bien. Aclarado esto, sigamos...

Ejemplo de esquema evolutivo (filogenético, más bien) en forma de arbusto, con anotaciones de las categorías taxonómicas clásicas. Obtenido del blog Ecosistemas Subterráneos
pero la segunda ley (una de las más confirmadas por la ciencia) dice que todo el universo está degenerando hacia un total desorden.
[...]
Los evolucionistas intentan generalmente esquivar esta cuestión diciendo que la segunda ley se aplica sólo a sistemas aislados. ¡Pero esto es un error!
«... la cantidad de entropía generada localmente no puede ser negativa con independencia de si el sistema está aislado o no».
Ordinariamente, la segunda ley es enunciada para sistemas aislados, pero la segunda ley se aplica igual de bien a sistemas abiertos».
Se puede forzar la disminución de la entropía en un sistema abierto, si se aplica una suficiente energía organizadora e información desde fuera del sistema. [...] Sin embargo, no existe una fuente así de información organizada y energizada para el supuesto proceso de evolución. ¡La energía solar bruta no es información organizada!
Creo que os estáis yendo por las ramas... no sé muy bien qué es lo que queréis mostrar. Primero, un ser vivo es un sistema cerrado; sus células tienen una membrana. Esa membrana separa el orden interno del caos externo. Las células invierten energía en mantener ese orden. El organismo vivo está por tanto organizado. Eso es un hecho. Un organismo vivo tiene (o suele tener) capacidad de reproducirse. La energía que se invierte en los procesos evolutivos es la misma energía que cada individuo invierte en su propia reproducción. La biosfera, y el planeta tierra, también son sistemas abiertos. 
No hay ninguna evidencia de similaridades
La existencia de similaridades entre organismos -sea en morfología externa o en bioquímica interna- tienen una fácil explicación como el diseño por parte del Creador de sistemas similares para funciones similares, pero estas similaridades no son explicables por un origen evolutivo común.
Lo primero, la palabra que andais buscando es "similitud", no "similaridad". Eso no existe. Y claro, por supuesto, que exista similitud entre el pulgar oponible de un chimpancé y el de un ser humano no significa que tengan un antecesor común, sino que es prueba inequívoca de que ese creador fabricó ambos pulgares parecidos.

Me ha recordado lo de la genética del avestruz, el cocodrilo y la lagartija. Aquella que me soltaron una vez sobre que por qué geneticamente el cocodrilo se parecia más a un avestruz que a una lagartija, y que era prueba de que un dios los creó. Damas y caballeros, el misterio se resuelve de una forma más simple y menos rebuscada que la existencia de una entidad sobrenatural omnipotente. Es fácil. El cocodrilo y el avestruz tienen un antepasado común más cercano (son arcosaurios ambos) que éstos con la lagartija, que pertenece a otra rama diferente de los reptiles. ¡Además eso queda apoyado cuando encontramos cocodrilos con plumas en nuestro registro fósil!

Bueno. Luego empieza a irse por las ramas, hablando sobre órganos vestigiales e imperfecciones... pero voy a ir a lo que realmente me ha marcado del artículo, y son estas dos últimas frases:
Los creacionistas preferimos la fe razonable del creacionismo, que armoniza con toda la verdadera evidencia científica, a la fe crédula del evolucionismo, que no está sustentada por ninguna verdadera evidencia científica.
Permanece sin respuesta la pregunta (al menos desde un punto de vista científico) de por qué los evolucionistas prefieren creer en la evolución.

No comprendo el oxímoron de la “fe razonable”. Tampoco sé por qué se empeñan en hablar de fe del evolucionismo. Caballeros. La evolución es un hecho. Existen pruebas. A pequeña escala y a gran escala. Vuestra “fe razonable” sigue siendo fe. Creencia.

¿Por qué los evolucionistas prefieren creer en la evolución? La pregunta está mal formulada. Los que estudiamos la evolución no “creemos” en la evolución. Tenemos las pruebas de ésta. Es respuesta suficiente.

A modo de reflexión final diré que me he dado cuenta de algunas cosas. Cuando un estudiante de la evolución defiende su posición, generalmente presenta pruebas sobre evolución. Cuando un creacionista defiende su posición, solo ataca a los "evolucionistas" y a la evolución. Y yo me defiendo, con más argumentos, como dicen ellos, "evolucionistas". Un día de estos, voy a utilizar su mismo mecaniso: atacar los puntos flojos del creacionismo. A ver quien llega más hondo.

Mención de agradecimiento especial a los siguientes blogs, de quien he sacado imágenes sin ningun permiso.

Evolutionibus

Ego Sum Daniel

Rodolfo el Cuy

Ecosistemas Subterráneos

Fuente del artículo original rebatido: creacionismo.net
Leer más...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Alma

Texto copiado integramente del blog Luces de Orión. Espero que os guste.

Desde que tenemos la capacidad de pensar siempre nos ha intrigado el hecho de que seamos capaces de pensar y de ser conscientes de que pensamos y existimos.
Veíamos otros animales e intuíamos que no pensaban, o al menos no de una manera tan compleja como la nuestra. El hecho de que también tengamos libertad de acción y que no seamos simples autómatas preprogramados por nuestra química (o de lo contrario no tendría sentido atribuirnos responsabilidad por nuestros actos, ya que la culpa no la tendría la persona sino su química interna. En vez de reformatorios o cárceles, tendríamos talleres de reparación de personas) es algo que asumimos diariamente.
Tanto la libertad como nuestra capacidad de pensar han sido tradicionalmente atribuidas a un elemento inmaterial llamado alma. La existencia de este elemento (esta alma) nos ha hecho preguntarnos por su naturaleza, si es inmaterial, significa que hay otro mundo (o dimensión) también inmaterial donde el alma existe, y al ser inmaterial no puede deteriorarse o morir. Todo esto finalmente lleva al platonismo: hay dos mundos uno "superior" inmaterial donde habita el alma y otro "inferior" donde está todo causalmente determinado (relaciones causa-efecto) donde habita el cuerpo. 
Esto explica por qué tenemos libertad (el mundo inmaterial no está dominado por la causalidad por su propia naturaleza inmaterial y por tanto hay libertad), pero parece ser una pobre explicación sobre por qué pensamos y somos auto conscientes (conscientes de nuestra existencia). 
Volvamos al principio. ¿Y si esa tal alma no existiese? pongamos que es nuestro cerebro el encargado de la consciencia, el pensamiento y la toma de decisiones. Las múltiples y variadas interconexiones entre nuestras neuronas son capaces de provocar nuestros pensamientos, emociones y sentimientos perfectamente. No obstante aquí se nos plantea un problema, si son nuestras neuronas las que en conjunto "piensan" y "toman decisiones" ¿no somos entonces esclavos de la química de nuestro cerebro? ¿La responsabilidad de nuestras acciones no está entonces en manos de cualquier molécula química que vague por nuestro cerebro?

--Solo puedo añadir aquí que el sistema endocrino tiene mucha influencia también--

Es cierto que una sola neurona se comporta de un modo causal, cada estimulo tiene un efecto concreto; pero cuanto tienes las suficientes neuronas interconectadas entre si pasa algo. El efecto de la causalidad disminuye, aparece la consciencia y el pensamiento y con ello la libertad. Porque interconectar neuronas no es como apilar unos ladrillos, una pila de ladrillos es igual a la suma de todos los ladrillos en cualquier sentido, pero los sistemas vivos no funcionan así. Es más bien como cuando juntas las suficientes personas y se forma una sociedad: en una sociedad hay rituales, costumbres, métodos de gobierno, etc... Es más que la simple suma de personas aisladas, ya que la interacción ha permitido que el total (la sociedad) sea más que la suma de las partes (personas individuales). Exactamente lo mismo sucede con las neuronas, la autoconsciencia y el pensamiento surgen de la suma de las interacciones de las neuronas. 
Hay (mucha) gente que se siente molesta con la idea de que interconexiones químicas y físicas entre pequeñas células de nuestro cerebro sean capaces de generar una personalidad, un pensamiento o cualquier fenómeno de la consciencia. ¿Cómo es posible -se preguntan- que unas simples células microscópicas sean capaces de generar la inmensidad de pensamientos de un ser humano? Parecen incluso ofendidos por la sugerencia. Pero a la verdad no le importan nuestros gustos o preferencias al respeto. Además no me parece nada denigrante o humillante que sean las interconexiones entre neuronas las que generen mi consciencia. Es como si una sociedad se sintiese asqueada por los individuos que la forman, no tiene sentido. Es más me siento orgulloso (y maravillosamente asombrado) de que miles de millones de interconexiones conformen todo lo que soy, es algo increíble y (en cierto modo) bello.
Leer más...