frases

miércoles, 21 de mayo de 2014

Cicindela campestris, Mayayo y Faraday: #EEVwifi (tercera parte)

Continuación de la segunda parte.

Un estudioso de la electrohipersensibilidad

Hablamos con el doctor Emilio Mayayo (14:50). No tengo el gusto de conocerle, ni he oído hablar antes de él, pero es el primer (y único) científico consultado. 

Por lo visto, el doctor Mayayo no ha leído el mismo artículo científico que he leído yo y el señor de antes, y atribuye la lipoatrofia semicircular a causas diferentes: las radiaciones EM. Sí. Aunque ya habían sido descartadas hace un minuto. ¿Tiene este señor de ciencias algún estudio que lo demuestre? Buscando en la base de datos PubMed no aparece ninguno que lo tenga a él como autor, relacionado con la lipoatrofia semicircular. De modo que su argumento, de base, carece de validez. Esperaré a que publique algún artículo demostrando sus afirmaciones.
Revista científica típica.
Aquí se publican artículos científicos.

El caso es que el señor Catedrático «ha estudiado a fondo los efectos de la contaminación electromagnética»... pero si buscamos los artículos científicos que ha publicado al respecto solo aparecen cuatro, el último de los cuales es de 2009. El informe más reciente que he encontrado de la OMS es de 2011, de modo que ya han sido, todos los de Mayayo, tenidos en cuenta, y son de esos que la OMS califica como "de efectos artificiosos o no relacionados con la exposición".

Además, si los leemos encontramos algo interesante. Si tanto ha trabajado y solo ha publicado cuatro artículos en cinco años, probablemente tenga un fuerte efecto de sesgo de publicación —esto es, los experimentos negativos no los publica—.

Que no cunda el pánico.
Nadie ha demostrado que las
ondas EM causen daño alguno.
Y feliz día de la toalla*
El caso es que el doctor nos muestra los resultados de un estudio sobre la leucemia... que tampoco existe. ¿Qué garantías tenemos de que esas fotos no estén manipuladas? «Y sobre todo de los humanos», aunque tampoco ningún estudio de Mayayo se ha realizado en tal especie biológica. 

Para un experto que consultan y resulta que, de cara a las pruebas de que disponemos, miente.

La escuela en la que no enseñan física

Nuestro reportaje nos lleva ahora a un colegio vasco. El caso es que el plan Eskola 2.0 de informatización de las aulas, un gran avance tecnológico en la educación que, en mi opinión, bien podrían copiar los colegios del resto de España, choca contra la irracional opinión de algunos de los padres. Y luego pasa como en el colegio aquel en que los padres iban con cascos de papel de aluminio a protestar, y que L.A. Gamez nos mostraba en Magonia.

Pero este no es ese colegio. Este es otro, que para el caso, patatas. 

¿Y este "cole" fomenta la tecnofobia?
El caso es que en este colegio (18:12) lo que piden es que se de preferencia al cable frente a la conexión inalámbrica. Y así han hecho. «Queremos saber por qué les inquieta tanto la tecnología punta», nos dice la voz en off. Pues por tecnofobia, ¿no ha quedado claro a estas alturas?

El caso es que en otra escuela han conseguido el tema del cableado. Nos emiten unas imágenes que muestran unas grandes cantidades de cableado conectado eficiente y ordenadamente en diferentes soportes: 19:45, 19:49, 21:44, etc. Esta escuela se acogió al proyecto vasco de la escuela 2.0, pero sin wifi. Supongo que a lo que se acogieron fue a la escuela 1.5. ¿no?

Y yo pregunto. ¿En esa escuela no hay ningún profesor de física? Yo no llevaría a mi hijo a un colegio cuyos profesores son unos completos ignorantes sobre un tema que se estudia en la secundaria. 

La directora del "cole" nos empieza a soltar algunas falacias de autoridad y de población. Que si el consejo de Europa por aquí (que no es ningún órgano científico), que si los colegios franceses por allá (y como diría mi abuela, ¿si los colegios franceses se quieren tirar por un puente te tiras tú también?), y por supuesto, la falacia del principio de precaución.

¿Por qué es una falacia? Porque el principio de precaución se aplica sobre algo que tiene un riesgo medible y demostrado, o sobre un producto o agente que aún no se ha experimentado con él. Pero como bien dice la OMS:
«En los últimos 30 años, se han publicado aproximadamente 25.000 artículos sobre los efectos biológicos y aplicaciones médicas de la radiación no ionizante. A pesar de que algunas personas piensan que se necesitan más investigaciones, los conocimientos científicos en este campo son ahora más amplios que los correspondientes a la mayoría de los productos químicos.»
El tiempo del principio de precaución hace tiempo que ha pasado. Se conocen sus efectos sobre la salud, que, de nuevo citando a la OMS y como ya vimos al principio de este multi-artículo, es:
«Hasta la fecha, las pruebas científicas no apoyan la existencia de una relación entre estos síntomas y la exposición a campos electromagnéticos. Al menos algunos de estos problemas sanitarios pueden deberse al ruido o a otros factores del medio, o a la ansiedad relacionada con la presencia de tecnologías nuevas.»
Es decir. Tecnofobia.

¿Pero por qué digo que los profesores de esta escuela no tienen ni idea de física? 

Por el cableado.
Típico esquema del campo EM producido
por la corriente eléctrica pasando por
un cable o conductor.

Resulta que un cable es un conductor. Eso es fácil, ¿verdad?. Bien. Todo conductor que sufre una corriente eléctrica genera un campo electromagnético. ¡Qué sorpresa! El campo electromagnético generado por un cable se establece alrededor del mismo de forma concéntrica; es un campo cilíndrico que toma al mismo cable como eje.

Obviamente, como siempre, la distancia influye. Pero si la sensibilidad electromagnética fuera real, los niños que la padezcan verían sus pies en una situación muy comprometida al observar la imagen que vemos en el minuto 21:46. ¿No eran las radiaciones electromagnéticas malas malísimas?

Este principio físico descubierto por Michael Faraday se estudia en la secundaria. Si los profesores de ese colegio no lo conocen, no se merecen enseñar a un solo niño.

Continúa en la cuarta parte.

*Originalmente esta entrada iba a publicarse el día 25 de mayo, que es conocido como el Día de la Toalla en honor a D.Adams y sus obras; sin embargo, con el cambio de frecuencia de las publicaciones por petición popular vía twitter, al final esta entrada se ha adelantado.

No obstante, si leéis esto el día 25 de mayo, ¡feliz día de la toalla a todos!

0 contribuciones:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.