frases

viernes, 24 de junio de 2016

El diluvio, parte 3: Problemas de infraestructura

Continuación desde la parte 2.

El peso de los animales

Imaginemos los elefantes. Necesitamos meter 28 elefantes en el arca. 7 machos y 7 hembras de
elefante africano, y 7 machos y 7 hembras de elefante asiático. Cada elefante africano macho pesa unas 6 toneladas, y cada hembra unas tres. En el caso de los elefantes asiáticos, el peso ronda las 5 toneladas para el macho y las 2,7 para la hembra. Eso hace un peso total, solo en elefantes, de 117 toneladas.

¿Y la comida? Un elefante promedio consume más de 200 kilos de comida al día. Y estuvieron en el barco durante un año. Esto hace que necesitemos un total de unas 2 000 toneladas de comida para mantener a los animales durante un año —aparte de una forma eficiente de deshacerse de una cantidad aproximadamente similar de heces—.

¿Cambiamos de especies? Pienso en los rinocerontes. Hay cinco especies vivas de rinoceronte. Los pesos de estos animales fluctúan entre los 700 del rinoceronte de Sumatra y las 3 toneladas del rinoceronte blanco. Un calculo somero nos pone en situación de que los 70 rinocerontes (siete parejas de cinco especies) pesarían un total de aproximadamente 116 toneladas.

Cuando hablamos de comida, cada rinoceronte consume unos 80 kilos de comida diaria, lo que nos supone una acumulación de comida de otras 2 000 toneladas para todo el año.

Vale. Pensaréis que estoy haciendo trampa y que estoy cogiendo siempre a los animales grandes. ¿Qué pasa con los pequeños? No sería trampa, porque al fin y al cabo, todos estos animales tuvieron que entrar en el barco de marras, pero vamos con un ejemplo de animales pequeños: los roedores.

Si bien es cierto que existen algunas especies como el capibara, el castor, la paracana o la paca, que son inusualmente grandes, el tamaño medio de las 2280 especies de roedores en su conjunto ronda los 30 centímetros de largo (sin la cola) y no pesa más de medio kilo. Vamos a quedarnos con ese medio kilo por animal, como referencia. Sabiendo el número de especies que existen, y metiendo a siete parejas de cada especie, nos encontramos con que 16 toneladas de peso se corresponden con los roedores.

¿Y la comida? Cualquiera que haya tenido hámsters, ratas o ratones se habrá dado cuenta de lo mucho que comen estos pequeños animales. Para una rata de medio kilo, su dieta no baja de los 30 gramos de comida al día. Haciendo el cálculo pertinente, nos encontramos con que para alimentar a toda esa horda de roedores durante un año necesitamos casi 960 toneladas.

Voy a ir resumiendo, aunque si estáis interesados en los pormenores os los puedo explicar. Pensando en los antílopes. Tenemos 91 especies de antílopes, y echando las cuentas tenemos que contar con unas 510 toneladas de antílopes y más de 11 500 toneladas de comida para ellos.

Y ya que estamos con antílopes, podemos calcular las jirafas. Y los équidos. A siete parejas por especie, estamos ante 53 toneladas más de animales, y que necesitan un aporte de comida de al menos 840 toneladas en total para aguantar todo el año.

¿Y qué pasa con los cocodrilos? Es cierto que comen muy poco, y si comen mucho de una sola sentada pueden estar luego hasta dos meses sin comer, pero su comida son animales, a los cuales hay que mantener a su vez. Tenemos 14 especies de cocodrilos, con pesos comprendidos entre los  60 y los 1700 kilogramos. Podríamos dejar un promedio de 600 kilos. Eso son 118 toneladas, para siete parejas de cada especie. Cada cocodrilo se alimenta una o dos veces al mes, pero los animales de los que se alimenta también debemos mantenerlos, con lo que deberemos llevar más comida para alimentar a estos animales. Esto nos pasa con casi todos los animales carnívoros. Necesitaremos más roedores para alimentar a las serpientes, necesitaremos antílopes y cebras extra para alimentar a los grandes felinos…

Vamos a darle a cada cocodrilo un antílope cada dos meses. Tenemos que sumar —echando las cuentas— otros seis antílopes y unas 32 toneladas de comida de antílopes, para cada cocodrilo. En el peso se ha tenido en cuenta que el primer antílope deja de comer en el segundo mes, el segundo antílope en el cuarto mes, y así sucesivamente—. O lo que es lo mismo, casi 480 toneladas adicionales para poder alimentar a todos los cocodrilos.

Y aquí estamos con cocodrilos, que son reptiles y comen poco. ¿Y los leones, tigres, leopardos y jaguares? Vale, sí, son solo cuatro especies. Pero comen mucho. Mucho. De nuevo, resumiendo.

Un macho de león pesa en promedio unos 200 kilos, y una leona ronda los 150. Las tigresas son similares, pero el macho de tigre es mayor; ronda los 300 Kg. El leopardo es más pequeño; pesa unos 80 Kilos el macho y unos 50 la hembra, de forma similar al jaguar. Metiendo a siete parejas de cada especie, nos hace un peso total requerido de unas 15 toneladas. Para ellos necesitemos unos 450 kilos de carne diarios. Digamos que necesitamos un antílope al día para alimentar a estos felinos, aunque se nos queden con hambre.

Eso significa que el barco tiene que aguantar con el peso de otros 365 antílopes y la comida para alimentarlos, a razón de: comida para 1 día para el primer antílope, 2 días para el segundo, y así sucesivamente, hasta el último antílope que recibirá comida todos los días, antes de morir sacrificado para alimentar a los leones. Esto suma en total la friolera de 146 toneladas en antílopes y unas 1 700 toneladas de comida para ellos. Son 1 846 toneladas más al cómputo.

Otro ejemplo que podríamos tomar de carnívoros es el de los felinos medianos y pequeños. Podemos intentar alimentar a esas 37 especies que nos quedan. Siguiendo la misma norma que para los grandes felinos, tenemos 7 800 kilos de gatos, que requieren sus 230 kilos de comida al día. Un antílope cada dos días, vamos. 73 toneladas de antílopes y 864 toneladas de comida para estos. 937 toneladas más.

¿Y qué hay del resto de osos? Si eliminamos a los osos panda, al oso perezoso de la india, y al oso polar, por sus peculiares hábitos, tenemos cinco especies modernas de osos. Aunque su dieta es mixta, requieren alimentación carnívora de vez en cuando. Como tenemos 70 osos, podemos despiezar un antílope al mes para estos bichos. Estamos ante 24,5 toneladas de oso y 255,5 toneladas de comida normal, más otros 12 antílopes, que pesan otros 4 800 kilos y para lo que necesitamos otras 60 toneladas de comida. El resumen, la comida para los osos durante un año nos pesa más de 320 toneladas adicionales.

¿Habéis pensado en el oso panda alguna vez? Vale. Solo es una especie. Pero come 40 kilos de bambú al día. Para alimentar a los catorce osos panda —y sus 1 400 kilos de peso correspondiente— Noé necesitó meter en el arca  204 toneladas de bambú.

Y ya que estamos con animales carnívoros, ¿qué tal si hacemos la cuenta de los mustélidos, prociónidos y mefítidos? Son solo 57 especies los primeros, 15 los segundos y 12 los terceros, y su masa promedio ronda los 10 kilos. Pero comen mucho para ese tamaño que tienen. En este caso estamos ante 1 176 animales, con una biomasa total de 11 760 kilos. Para alimentarlos será suficiente una rata para cada cinco animales, por día, es decir, 85 848 ratas (43 toneladas más) y la comida necesaria para ellas (otras 475 toneladas). Para nutrir a estos pequeños carnívoros necesitaremos ocupar al menos 518 toneladas más.

Ya veis por donde va la dinámica.

Y todo esto suponiendo que el agua del diluvio se pueda beber. Si no, habría que cargar también con agua suficiente...

Y suponiendo que no entrasen los dinosaurios y otros animales prehistóricos, como muchos creacionistas afirman. Me encantaría ver catorce individuos de cada especie de saurópodo ahí dentro.

Capacidad de carga

¿Sabemos cuánto medía el barquito? Según el mito bíblico, medía 300 codos de longitud, 50 codos de ancho y 30 codos de altura. En metros son unos 132 x 22 x 13,2. Suponiendo una construcción en forma de prisma, sabemos que la superficie de planta del barco es de unos 2 904 metros cuadrados, 1 742 metros cuadrados de superficie de perfil, y 290 metros cuadrados de superficie frontal. Si supusiéramos que tiene quilla y proa, se nos queda un barco más pequeño, así que vamos a ser generosos con el bueno de Noé.

Es obvio que para que el barco mantenga una integridad, son necesarias varias cubiertas y una serie de tabiques transversales. Vamos a ser generosos con el señor Noe, y vamos a dejar tan solo tres cubiertas y colocar solo 16 tabiques transversales. Un tabique cada 8,25 metros haría peligrar la estructura del barco, pero, eh, estamos siendo generosos.

Esto nos deja con dos “tablas” de 1 742 metros cuadrados, cinco de 2 904 metros cuadrados y 19 de 290 metros cuadrados. O lo que es lo mismo, una superficie total de madera de 23 514 metros cuadrados. Suponiendo unos tablones de unos 20 cm de espesor, para que sean lo suficientemente recios, estamos ante 4 703 metros cúbicos de madera. Necesitamos una madera lo suficientemente fuerte para soportar la estructura. La madera de roble o de haya ronda una densidad media de los 0,8 Kg / dm3. Esto hace que estemos ante 3 762 toneladas de madera. ¿Y por qué nos interesa el peso de la madera? ¡Por la flotabilidad, claro!

Vamos a suponer que la linea máxima de flotación de este barco ha de encontrarse como muy arriba a 1/3 de la parte superior del propio navío. Es decir, que si se hunde más de 9 metros, el barco no aguanta y se va a pique. ¿Cuánto peso aguantaría este barco, teniendo en cuenta que hay que descontar el peso del propio barco? La solución nos la trae el principio de arquímedes.

El volumen máximo de agua que podemos desalojar es de 26 136 000 litros. Con lo que el peso máximo que puede cargar el barco es de 26 136 toneladas. Hemos perdido 3 670 toneladas con el peso del barco en sí.

Y si sumamos todo el peso que hemos calculado con unos pocos animales que hemos introducido, nos encontramos con la sorpresa. Solo contando con elefantes, rinocerontes, roedores, antílopes, caballos, jirafas, felinos, cocodrilos, osos, pequeños carnívoros, y sus respectivas dietas adecuadas a sus necesidades, hemos sumado un total de (agarraos) 992 toneladas de animales para conservar, y 21605 toneladas en comida —que incluye tanto animales como plantas—.

La capacidad del barco eran 26 136 toneladas. Si sumamos las 3 762 toneladas que pesa el barco en sí, más las 992 toneladas de animales para su conservación y las 21 605 toneladas de comida, estamos en un cálculo de 26 359 toneladas de peso. 223 toneladas por encima de lo que el barco puede resistir. ¡Y no hemos hecho más que empezar!

No hemos metido camellos ni osos polares, no hemos metido serpientes ni lagartos ni veranos ni tortugas, no hemos metido focas, morsas ni leones marinos. No hemos metido a los murciélagos, ni liebres, ni canguros ni musarañas. No hemos metido ni un solo ave, y son diez mil especies; ni tampoco anfibios ni invertebrados, y solo de insectos ya hay un millón de especies, y de arácnidos otras cien mil. Y no hemos metido toda la comida que requerirían todos esos bichos.

Ni las plantas. Incluso aunque obviáramos las semillas de gran tamaño, por ser muy pocas especies, y contáramos con un tamaño pequeño de las semillas, contamos actualmente con más de 255 000 especies de plantas con semillas. Y obviamente no sirve llevar una sola semilla de cada especie. Necesitaríamos bastantes. Y también tendríamos que contar con las más de 12 000 especies de helechos y 24 000 especies de musgos, que tampoco podemos dejar en tierra. Esto es más peso aún.

Y aun nos falta el personal que se haga cargo de cada uno de los cientos de miles de animales que hay en el barco. Que les eche de comer a diario, que se encarguen de su higiene, de su mantenimiento… y que los desperdicios los desalojen del barco... por un pequeño ventanuco.

¿Cuántas personas necesita un zoo? Pues imagínense este barco que cuenta con cientos de miles de animales vivos —ya sea para su mantenimiento o para alimentar a otros—. ¡Pero solo son ocho personas! No solo es impensable. Es sencillamente imposible.

Continuará...

0 contribuciones:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.