frases

lunes, 19 de mayo de 2014

Efectos del wifi sobre Cicindela campestris: #EEVwifi (primera parte)

Hace unos días me llegó una noticia por twitter.

mfherrador
Tiene narices que RADIOTELEVISIÓN Española alerte de los peligros de las ondas electromagnéticas @la2_tve http://t.co/9c3pn1vTYz
14/05/14 22:50

Inmediatamente tuve que preguntar si esto era en serio. Y vaya si lo era. No tardó en salir el hashtag #EEVwifi, en el cual, desde mi cuenta de twitter personal estuve comentando en directo todo el programa, non stop.

Pero me parecía muy indignante que en un programa de una televisión pública se diera pie a una tecnofobia pseudocientífica y que no se dijera nada sobre las implicaciones científicas de las afirmaciones.

Tuve que desempolvar mi
televisión...
Y eso que yo no veo mucho la tele. 

He de decir que pequé profundamente de iluso cuando mantuve la esperanza de que en el programa se dignaran a presentar, al menos brevemente, una visión puramente científica, fuera de los sesgos subjetivistas de lo que la gente pueda creer. Pero mi gozo en un pozo.

Así que a continuación voy a hacer lo que me queda por hacer después de tal indignación. Comentar, explicar y desmitificar una buena parte de lo que dijeron en ese programa. 

Como el programa duró media hora, no voy a entrar a todos los detalles; solo a las partes más significativas del mismo. Os dejo a vosotros, lectores, ver el programa completo y, como ejercicio mental, detectar el resto de palabrería pseudocientífica.

Aviso. Es una entrada MUY larga, que voy a dividir en cinco artículos, por comodidad para el lector. Las próximas irán saliendo cada día (el 20, 21, 22 y 23 de mayo a las 12:00).

Introducción

Empieza con una afirmación directamente falsa. 
Eso no son bombas, son smartphones.
0:46 «Cada día la industria nos bombardea con nuevos aparatos y aplicaciones de los que nadie discute ni investiga sus efectos colaterales. (...) Ni fabricantes ni gobernantes vigilan si los maravillosos aparatos que aportan las nuevas tecnologías nos pueden perjudicar.» 
Es muy curioso que diga eso; obviamente, por el título del programa, «la otra factura del wifi», se está refiriendo a ese tipo de tecnología. Y ya la OMS hizo en su día, y sigue haciendo, informes periódicos que aúnan toda la información derivada de los cientos de artículos científicos que van surgiendo, y por tanto, de las evidencias científicas al respecto. Más adelante hablaremos de estos informes; simplemente indicar que, dada la existencia de estos informes y de esos artículos científicos, es obviamente falso que sus efectos no estén investigados.

De hecho, ya rápidamente se contradice en su afirmación anterior, al seguir escuchando la estructura del programa; se escucha:

1:04 «La OMS y científicos nos alertan del peligro para la salud de los sistemas de transmisión de ondas electromagnéticas que dominan nuestra existencia. Ya hay personas que padecen electrohipersensibilidad (sic.), una enfermedad todavía no reconocida oficialmente pero que ha arruinado sus vidas.»
Un escarabajo verde:
Cicindela campestris
Bien. Como va a disgregar estos puntos en diferentes partes del programa, vamos a hacerlo nosotros también. Empieza Cicindela campestris (que es una especie de escarabajo, que curiosamente, es verde).

Congreso mundial de teléfonos móviles

En nuestra primera parada nos llevan a esta feria de L'Hospitalet de Llobregat. También nos muestran a un grupo de manifestantes (he contado cuatro) que se colocaron en la edición de este febrero de 2014 en la puerta... a protestar.

Son activistas de la PECCEM (Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética; twitter). 

Los vemos repartiendo panfletos con el título «el peligro de los móviles». Y nos sacan a uno de ellos en pantalla. Le van a hacer una entrevista. Veamos lo que dice.

2:22 Entrevistador: «¿Qué efectos tienen sobre la salud estos aparatos que tenemos tan habitualmente  en nuestra vida cotidiana? 
Activista: «Estas radiaciones electromagnéticas están clasificadas por la IARC de la OMS como del grupo 2B como carcinogénicas y están dentro del mismo estado que por ejemplo pues el DDT, el plomo o el tabaco, y pedimos que se nos garantice un principio de precaución de que las tecnologías que se comercializan son inocuas para la salud, y luego por supuesto que se retire todas las campañas y toda toda la la (sic) tecnología destinada inalámbrica destinada al uso de los de los niños (sic), de la infancia. Pues muy perjudicial.
Bien. ¿Es cierto lo que dice sobre la OMS y la IARC?

Parte sí y parte no. Por un lado es cierto que clasificaron a las radiaciones EM en la categoría 2B. Lo que no es cierto es lo que el activista dice que eso significa y tampoco es cierto que esté en la misma categoría que esos compuestos que dice. También es digno de tener en cuenta por qué motivos se encuentra en esa categoría.

Empecemos por el principio. Las categorías de sustancias carcinogénicas de la IARC se dividen en cuatro categorías (1, 2, 3 y 4) y la categoría 2 a su vez se divide en dos subcategorías, (A y B).

1. Agentes carcinogénicos para el ser humano. En esta categoría se incluyen todos aquellos factores en los que ha demostrado sin lugar a dudas un efecto carcinogénico. Pertenecen a esta categoría el tabaco, el arsénico, la radiación X y gamma, el virus de la hepatitis C o el amianto, por ejemplo.

2A. Agentes probablemente carcinogénicos. En esta categoría se incluyen aquellos factores en los que, si bien no hay una garantía de que tengan un efecto carcinogénico, existe una evidencia limitada en experimentación en animales, y si bien no está demostrado que tengan efectos carcinogénicos en humanos, la probabilidad es suficientemente alta como para tenerla en cuenta. De este grupo podríamos nombrar, por ejemplo, el petróleo refinado, los nitratos y nitritos, el plomo o las radiaciones ultravioletas.

El café. En el 2B. También.
2B. Agentes posiblemente carcinogénicos. En esta categoría se incluyen aquellos factores que no presentan suficientes evidencias para ser considerados carcinogénicos en experimentación animal o en humanos,  aunque pueden tener una evidencia limitada y no confirmada (por fallos de metodología, por falsificación de ensayos clínicos, o porque exista el riesgo y aun no se haya descubierto) en alguno de los dos grupos. En el 2B se encuentran, efectivamente, los campos EM de muy baja frecuencia (microondas y ondas de radio), así como el café, el acetato de vinilo, los carragenanos, la gasolina, el talco, y sí, el DDT. Éste es causa de muchos problemas de salud, pero nadie ha demostrado nunca que uno de ellos sea cáncer.

Luego están el grupo 3, que son aquellos que no son clasificables en las otras categorías porque no se ha demostrado ningún efecto carcinogénico en humanos ni animales, y en caso de que haya ocurrido en animales, que se conozca el proceso de carcinogénesis y éste no pueda ocurrir en animales; y el grupo 4, donde se incluyen aquellos agentes que probablemente no sean carcinogénicos para el ser humano, es decir, que ningún estudio, nunca, ha aportado evidencia alguna.

Esto se catalogó de este modo en el año 2011, y en base a la presión mediática y social que se le daba. Pero, ¿Qué dice la OMS de todo esto? Recordemos que la OMS lo que hace es recopilar todos los artículos publicados y analizar la calidad de su metodología, para extraer, mediante metaanálisis, conclusiones coherentes con la realidad.

Cito de la página web de la OMS, consultada el 18 de mayo de 2014.

«Según experimentos realizados con voluntarios sanos, la exposición a corto plazo a los niveles presentes en el medio ambiente o en el hogar no producen ningún efecto perjudicial manifiesto. La exposición a niveles más altos, que podrían ser perjudiciales, está limitada por directrices nacionales e internacionales.
(...)
En los últimos 30 años, se han publicado aproximadamente 25.000 artículos sobre los efectos biológicos y aplicaciones médicas de la radiación no ionizante. A pesar de que algunas personas piensan que se necesitan más investigaciones, los conocimientos científicos en este campo son ahora más amplios que los correspondientes a la mayoría de los productos químicos. Basándose en una revisión profunda de las publicaciones científicas, la OMS concluyó que los resultados existentes no confirman que la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad produzca ninguna consecuencia para la salud.
(...)
A pesar de los numerosos estudios realizados, la existencia o no de efectos cancerígenos es muy controvertida. En cualquier caso, es evidente que si los campos electromagnéticos realmente producen algún efecto de aumento de riesgo de cáncer, el efecto será extremadamente pequeño. Los resultados obtenidos hasta la fecha presentan numerosas contradicciones, pero no se han encontrado incrementos grandes del riesgo de ningún tipo de cáncer, ni en niños ni en adultos.
(...)
Algunos estudios epidemiológicos sugieren que existen pequeños incrementos del riesgo de leucemia infantil asociados a la exposición a campos magnéticos de baja frecuencia en el hogar. Sin embargo, los científicos no han deducido en general de estos resultados la existencia de una relación causa-efecto entre la exposición a los campos electromagnéticos y la enfermedad, sino que se ha planteado la presencia en los estudios de efectos artificiosos o no relacionados con la exposición a campos electromagnéticos.»
La OMS lo tiene relativamente claro. Si existe una relación directa entre la radiación EM y algún tipo de enfermedad o dolencia, sea el que sea, no existe a día de hoy ninguna evidencia sólida y clara, y todos los estudios que coinciden en mostrar esa relación resultan ser de una calidad metodológica deficiente. Así que todo lo que el activista de la PECCEM no es más que una mentira.

El video continúa con temas sobre el nivel de absorción de radiaciones, y hacen varias pasadas por la feria barcelonesa, donde les confirman que todos los fabricantes cumplen con todos los estándares.

Pero eso no les interesa mucho, parece ser. Y rápidamente saltan a otro tema. Una empresa rusa que vende un aparato que «reconvierte las ondas telefónicas al sistema bluetooth, que radía muy por debajo y protege mejor la salud (sic.)».  (4:28)

«Es un nuevo producto de nuestra empresa que puede mover la radiación "yesem" (sic.) que es muy peligrosa del el cuerpo humano. Las personas pueden colocar este dispositivo en la habitación, en la casa, en la oficina, en el coche, lejos de su cuerpo, así protegiéndose de la radiación. (...) Nos importa mucho la salud de las personas, porque está claro que la radiación "yesem" es muy peligrosa para la salud, especialmente para los niños.»

Sin más información que esa, lo que aparentemente nos está vendiendo es una piedra para ahuyentar tigres. La cuestión es que he buscado en google a ver qué me salía por "radiación yesem" en varios idiomas... y no ha salido nada. Buscando el nombre de la marca, Safetel, además de aparecer su página web en un idioma que yo no comprendo, me salen algunas noticias que, igualmente, promueven la tecnofobia. No hay ningún estudio científico que avale lo que esa empresa vende. Es como aquellos que te prometían que dejarías de fumar con su láser frío, esos otros de los orgonites, o las por todos conocidas Power Balance. La tecnofobia que este producto vende, además, está muy bien pensada. Meten a los niños por medio, y todo sale mejor. Todo el mundo se preocupa de sus hijos. Manipulación de la mala.

Continúa en la segunda parte

Nota de corrección:
Me han dado una pista de qué puede ser esa "radiación yesem" de la que habla la señora rusa.
mfherrador
@VaryIngweion Yo por "yesem" entendí "GSM" pronunciado "de aquella manera", que decimos por aquí.
19/05/14 13:36

Así que se refería a eso. Las GSM son el conjunto de frecuencias que emplea el teléfono móvil en la comunicación por voz. Para que lo sepáis. Hablaremos de ellas en la cuarta parte.

0 contribuciones:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.