frases

viernes, 19 de junio de 2009

Cuestión de sexo...

Tranquilo, que no es una entrada erótica. Es meramente informativo, y nada tiene que ver con el ser humano...

Hoy os voy a colocar un extracto de un texto de un libro ©1993 Bernard Werber “El día de las hormigas”. Es la secuela de otro libro del '92, en mi opinión, mucho más interesante y que efectivamente tuvo mucho más éxito, que se titula “Las hormigas”… y aunque esta segunda parte no es ni tan buena ni tan académicamente correcta, tiene datos muy interesantes… y a continuación, os adjunto el extracto prometido que en mi opinión, vale mucho la pena ser leído. No se refleja nada acerca de la trama ni de la temática del libro; no hay spoiler ni detalles del argumento. Disfrutadlo.

"De todas las formas de sexualidad animal, la de los chinches de las camas (Cimex lectularius) es la más asombrosa. Ninguna imaginación humana alcanza semejante perversión. 
Primera particularidad: el priapismo. La chinche de las camas no para un instante de copular. Algunos individuos tienen más de doscientas relaciones al día. 
Segunda particularidad: la homosexualidad y la bestialidad. A las chinches de las camas les cuesta distinguir a sus congéneres, y, entre estos congéneres, tienen más dificultad para reconocer a los machos de las hembras. El 50 % de sus relaciones son homosexuales, el 20% se producen con animales extraños, por último, el 30 % se efectúan con hembras. 
Tercera particularidad: el pene perforador. Los chinches de las camas están equipados con un largo sexo de cuerno puntiagudo. Por medio de esa herramienta semejante a una jeringa, los machos perforan los caparazones e inyectan su semilla en cualquier parte, en la cabeza, el vientre, las patas, la espalda e incluso el corazón de su dama. La operación no afecta apenas a la salud de las hembras, pero, en tales condiciones, ¿cómo quedarse encinta? De ahí, la... 
Cuarta particularidad: la virgen encinta. Desde el exterior, su vagina parece intacta y, sin embargo, ha recibido un golpe de pene en la espalda. ¿Cómo sobrevivirían entonces en la sangre los espermatozoides masculinos? De hecho, la mayoría serán destruidos por el sistema inmunitario, como vulgares microbios extraños. 
Para multiplicar las posibilidades de que un centenar de esos gametos masculinos lleguen a su destino, la cantidad de esperma que sueltan es fenomenal. A título de comparación, si los chinches machos estuvieran dotados de una estatura humana, soltarían treinta litros de esperma en cada eyaculación. De esa multitud, sólo un número pequeñísimo sobrevivirá. Escondidos en los rincones de las arterias, emboscados en las venas, esperarán su hora. La hembra pasa el inviemo invadida por esos inquilinos clandestinos. En primavera, guiados por el instinto, todos los espermatozoides de la cabeza, de las patas y del vientre se reúnen alrededor de los ovarios, los traspasan y se meten en ellos. La continuación del ciclo prosigue sin más problemas. 
Quinta particularidad: las hembras de sexos múltiples. A fuerza de ser perforadas en cualquier parte por machos poco delicados, las chinches hembras se encuentran cubiertas de cicatrices que forman rajas oscuras rodeadas de una zona clara. ¡Igual que blancos! De este modo se puede saber con toda precisión cuántos acoplamientos ha conocido la hembra. La Naturaleza ha alentado esas bribonadas engendrando extrañas adaptaciones.
Generación tras generación, las mutaciones han desembocado en lo increíble. Las chinches crías han empezado a nacer provistas de manchas pardas, aureoladas de blanco, en la espalda. A cada mancha le corresponde un receptáculo, «sexo sucursal» directamente unido al sexo principal. Esta particularidad existe actualmente en todos los escalones de su desarrollo: ninguna cicatriz, varias cicatrices receptáculo en el nacimiento, verdaderas vaginas secundarias en la espalda. 
Sexta particularidad: la autopuesta de cuernos. ¿Qué ocurre cuando un macho es perforado por otro macho? El esperma sobrevive y corre como tiene por costumbre hacia la región de los ovarios. Al no encontrarlos, estalla en los canales deferentes de su huésped y se mezcla a sus espermatozoides autóctonos. Resultado: cuando el macho pasivo perfora a una dama, le inyecta sus propios espermatozoides pero también los del macho con el que ha mantenido relaciones homosexuales. 
Séptima particularidad: el hermafroditismo. La Naturaleza no termina de hacer experiencias extrañas sobre su cobaya sexual favorito. Los chinches machos también han mudado. En África vive la chinche Afroximex constrictus, cuyos machos nacen con pequeñas vaginas secundarias en la espalda. Sin embargo, estos machos no son fecundos. Parece que están ahí a título decorativo o para alentar las relaciones homosexuales. 
Octava particularidad: el sexo-cañón que dispara a distancia. Algunas especies de chinches tropicales, los antocórides escolopelianos, están dotados de ellos. El canal espermático forma un grueso tubo espeso, enrollado en espiral, en el que está comprimido el líquido seminal. El esperma es propulsado luego a gran velocidad por unos músculos especiales que lo expulsan fuera del cuerpo. De este modo, cuando un macho divisa a alguna hembra a varios centímetros de él, apunta con su pene a los blancos-vagina situados en la espalda de la damisela. El chorro surca el aire. La potencia de esos tiros es tal que el esperma consigue traspasar el caparazón, más fino en esos puntos".

Espero que os haya gustado la curiosidad. Hasta la próxima

9 contribuciones:

Anónimo dijo...

No tenia ni idea de estas peculiaridades sexuales de los chinches de las camas, casi acaparan todas las modalidades sexuales existentes, jejejejjee. Muy interesante Vary!!!!
A ver con que nueva biofrikada nos sorprendes!!

Espe

Anónimo dijo...

Por cierto, en la 5ª fila empezando por abajo, se te coló un "mústulos" en vez de "músculos"

Espe

Vary Ingweion dijo...

Gracias, Espe. Corregido de inmediato.

Manuel dijo...

Hola Vary. He estado viendo tu blog y también es muy interesante, yo también lo añadí a la lista de páginas amigas del mío.
Con el tiempo veras que va entrando cada vez más gente, actualiza a menudo y veras como aumentan las visitas, muy buena idea la de hacer un blog!=)

Espe, no creo que se traten de "biofrikadas" como muchos soléis decir, son cosas interesantes, que a veces salen fuera de lo común pero que sin ellas sólo aprendemos de lo básico.

Vary seguiré visitándote en mis ratos libres :D

Anónimo dijo...

Manuel,lo de "biofrikadas", si a ti no te gusta se lo comentas al blogguer puesto que no he pretendido para nada utilizar un termino despectivo, sino que he reutilizado la forma en la que el firma las entradas de su blog. Y me siento orgullosa de decir biofrikada puesto que me encantan las frikadas de la biologia porque soy una absoluta fanatica de esta disciplina, por algo soy bióloga.
Nada más que comentar al respecto

Espe

Vary Ingweion dijo...

Haya paz...

En este blog, el término de 'biofrikada' no lleva carácter despectivo. Igual que ocurre con 'friki', el término puede tener doble acepción: fanatismo o gran afición respecto a algo, o bien, el carácter despectivo que algunas personas utilizan para definir a... ciertos bichos raros o incluso indeseables...

En este caso, por mi autoconsideración de friki en varios temas (p.ej. la temática Tolkien) así como Biofriki por los mismos motivos que Espe ha comentado, los términos se utilizarán única y exclusivamente con ese carácter, y nunca de forma despectiva.

Así que tranquilos, que precisamente lo que Manuel ha definido, "una cosa interesante, que a veces sale fuera de lo común pero que sin ella sólo aprendemos de lo básico" es, según mi forma de verlo, una biofrikada.

Espero que se haya aclarado la cuestión...
Un saludo y gracias, Manuel y Espe.

--El Biofriki Vary... xD

ome dijo...

Hola Vary,
he alucinado con esto de las chinches ylas "vaginas secundarias" !!!
Encantado de que nos pongas un link.
Yo soy un dinofriki, que es un biofriki (o geofriki) muy especializado, jajajaa

Vary Ingweion dijo...

De inmediato os linkeo...
Sí, yo también soy un poquito dinofriki (sobre todo en lo que se refiere a terópodos avianos y afines)... pero lo mío realmente es la botánica. Botanofriki, o tal vez Plantofriki xD

Anónimo dijo...

Me encaaaanta! y las biofrikadas también!
Gracias

Montse

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.