frases

viernes, 20 de diciembre de 2013

El (un)decálogo lógico

Hoy, con motivo del Día del Escepticismo y Contra el Avance de las Pseudociencias, os voy a dar una sencilla lista de diez normas, o "mandamientos" sobre la argumentación lógica, siempre a tener en cuenta en todo debate, y que todo el mundo debería conocer.

El decálogo lo he obtenido del blog Recuerdos de Pandora, y lo transcribo aquí, con aclaraciones hechas por un servidor.

1. No atacarás a la persona, sino al argumento (Ad hominem)

Ante una discusión o un debate, es ilógico, y de hecho, falaz, atacar a la persona que te está contrargumentando. Lo lógico es atacar al argumento que el contrario emplea con un nuevo argumento. Un ejemplo de esta falacia:


A. «La homeopatía no puede funcionar, porque lleva diluciones por debajo del límite de Avogadro, y por tanto, no queda nada» 
B. «¡Tú si que eres nada! ¿Qué vas a saber tú si eres un ignorante? ¡Capitalista! ¡Que estás a favor de las malvadas farmacéuticas! ¡Tú, que eres del lobby escéptico!»

2. No malinterpretarás o exagerarás el argumento de una persona para debilitar su postura (Hombre de paja)

Es una falacia que ocurre muy a menudo, y difícil de evitar; sobre todo cuando intentas dialogar con creacionistas, éstos la usan muy a menudo, y no es raro que a uno también se le escape.


A. «La evolución nos muestra que el ser humano evolucionó desde los mismos primates que chimpancés, gorilas y orangutanes» 
B. «Pero ¿no ves lo absurdo de eso? Dices que, al venir del mono, tu padre fue un gorila, tu madre un chimpancé, y que tu lugar es el zoológico»

3. No tomarás una pequeña parte para representar el todo (Secundum quid)

Este error suele derivarse de malinterpretar una generalidad que incluya a la mayoría, como algo que incluye a la totalidad. Por ejemplo...


A. «¿Las aves vuelan?» 
B. «En general sí» 
A. «Entonces, como eso es un ave, necesariamente tiene que volar» 
B. «Pero... es que es un pingüino... y los pingüinos no...» 
A. «¿Es un ave o no es un ave?»

4. No intentarás demostrar una proposición suponiendo que una de sus premisas es cierta (Petitio principii)

Un clásico también entre las pseudociencias. En este caso, se propone una premisa como supuesta, para terminar deduciendo, sin tener pruebas, que ésta es cierta.
Por ejemplo.
A. «Supongamos que lo que la Biblia narra es todo verdad» 
B. «De acuerdo» 
A. «El Mesías nacería sin pecado» 
B. «Siguiendo la suposición... sí» 
A. «Y Jesús nació de una virgen» 
B. «¿Aham?» 
A. «Entonces, lo que dice la Biblia ¡Es cierto!»

5. No asegurarás que algo es la causa simplemente porque ocurrió antes (Post hoc ergo propter hoc)

El típico caso que suele ocurrir con los "a mi me funciona". Un ejemplo:


A. «Tenía un catarro, y el médico me recetó homeopatía» 
B. «¿Y?» 
A. «Después de tomarme la homeopatía se me curó el catarro... así que la homeopatía funciona».


6. No reducirás discusión solo a dos posibilidades (Falso dilema)

Hay muchas veces en las que parece que solo existen dos opciones para algo... pero generalmente, eso es solo un asunto de percepción. La mayoría de las dualidades que se dan en una discusión, en realidad tienen más de dos posibles salidas. Reducir todas las salidas posibles a esas dos es un falso dilema. Por ejemplo:

A. «Si estás a favor del creacionismo, eres una buena persona y crees en Dios, y si estás en contra del creacionismo, es que eres un satánico y arderás en los fuegos del infierno»

7. No afirmarás que por la ignorancia de una persona, una afirmación ha de ser verdadera o falsa (Ad ignorantiam)

Una de las reinas entre las pseudociencias, junto con la 8.

A. «No puedes demostrar que Dios no existe, así que Dios existe»


8. No dejarás caer la carga de la prueba sobre aquel que está cuestionando una afirmación (Onus probandi)

Otra de las más usadas por todos. Es el "y tú más" de las argumentaciones... y la respuesta a esta falacia es siempre la misma: afirmaciones extraordinarias requieren siempre de evidencias extraordinarias, y el que tiene que demostrar su postura es siempre el que afirma.


A. «Tú que afirmas que la Homeopatía funciona... ¿puedes demostrarlo?»  
B. «¡¡Demuéstrame tú que no funciona!!»

o...


A. «Tú que afirmas que Dios / los alienígenas / el Gran Juju de la Montaña existe... ¿puedes demostrarlo? 
B. «¡¡Demuéstrame tú que no existen!!»


9. No asumirás que “esto” sigue “aquello” cuando no existe conexión lógica alguna (Non sequitur)

Esta es más complicada de comprender a primeras, pero llama mucho la atención cuando se comete. Un ejemplo vale más que cualquier explicación:

A. «Vosotros los "evolucionistas" os sentís orgullosos de ser primates» 
B. «ehm... Sí» 
A. «Y los gorilas y los chimpancés son primates» 
B. «Correcto» 
A. «¡¡Estáis diciendo que sois unos chimpancés!!»


10. No asumirás que una afirmación por ser popular debe ser cierta (Argumentum ad populum)

Otra de las más famosas, que supongo que la mayoría ya conoceréis...

A. «La mayor parte de la humanidad, en la historia del hombre, cree o ha creído en el alma, en el espíritu, o en algún o algunos dioses, así que algo tiene que haber» 

o... también conocida por la falacia de las moscas:

A. «A cientos de miles de millones de moscas les gusta comer mierda, así que...»

Y yo añadiría una más, que también me he encontrado en muchísimas discusiones, y que supongo que el autor original de la entrada no la habrá incluido porque quedan mejor 10 que 11... Allá va.

11. No tomaré por cierto algo sólo porque lo ha afirmado una autoridad (Argumentum ad verecundiam)

Ejemplos de esta falacia también hay muchos y numerosos. Y es difícil de discutir, porque puede ser que dicha autoridad se esté fundamentando en pruebas empíricas reales, o puede ser que sólo esté emitiendo una opinión; en el primero de los casos, habría que contrastar dichos datos, y en el segundo caso, habría que recordar que los expertos también pueden equivocarse.

A. «El premio Nobel Luc Montagner apoya la homeopatía, así que en verdad ésta tiene que funcionar»

La respuesta que se me ocurre a mi, de forma inmediata, es...

A. «Newton estaba convencido de que la alquimia es verdadera, así que ¡busquemos la piedra filosofal!»

Si alguien tiene alguna duda sobre este undecálogo, si no entiende las diferentes falacias, o si no sabe cómo detectarlas y/o cómo contrarrestarlas, que deje un comentario. :-)

2 contribuciones:

Unknown dijo...

Recurrir a la homeopatis para dar ejemplos negativos supera la posibilidad estadistica En conscuencia ..esta deliberadamente citada Esto sugiere que hay mayor interes en atacar la homeopatia que de descubrir la verdad...

Vary Ingweion dijo...

Lo mismo podría decir un creacionista sobre el uso del creacionismo en los ejemplos, o un creyente en algún dios respecto a la misma situación.

Este artículo exhibe las principales falacias lógica que los seguidores y defensores de pseudociencias, religiones y tendencias anticientíficas emplean en sus argumentaciones. Efectivamente, la homeopatía está deliberadamente citada, pero porque sabemos que esa pseudoterapia no funciona.

El interés en descubrir la verdad ya se expuso en otros artículos. Aquí se emplea como ejemplo a partir de las conclusiones previas.

Te recomiendo echar una lectura:

http://varyingweion.blogspot.com.es/2011/05/como-funciona-la-homeopatia.html
http://varyingweion.blogspot.com.es/2014/12/funciona-la-homeopatia-diferencias-con.html

Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. Considero que el anonimato busca proteger la libertad de expresión de quienes se verían amenazados si se supiera su identidad, y fuera de ese contexto, carece de sentido.

Sé respetuoso con la gente que aquí escribe. Actitudes agresivas e insultantes serán eliminadas. Luego no me vengas diciendo que censuro.

Ten siempre en cuenta que en esta casa se siguen unas normas básicas del debate. Si no cumples con esas normas se considerará que no estás debatiendo y serás tratado como un troll.


Códigos para comentarios:
Negrita: <b> Tu texto </b>
Cursiva: <i> Tu texto </i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com"> Texto explicativo </a>
Gracias por comentar.