frases

martes, 21 de julio de 2009

Ice Age 3: ¿¿El Origen de los Dinosaurios??…

Hola a todos. Disculpad la tardanza, estuve en Villablino haciendo un curso de plantas medicinales. La verdad es que he aprendido bastante. Y también informo que estaré ausente desde dentro de un par de días hasta la tercera semana de Agosto: me tomo mis vacaciones a lo bestia, y me voy a Valencia primero, y de campamento a Asturias con unos chavalines después… en ambos casos estaré sin Internet, por lo tanto, estaré ausente a todo lo que ocurra por aquí.
Pero tened paciencia: después de esas vacaciones, volveré para seguir tocando las narices.

Y ya que hablábamos de dinosaurios, voy a seguir con el tema, haciendo una crítica de la tercera película de la Edad de Hielo, una crítica diferente a las que hay por la red.

Y es que me he cansado de buscar y buscar y encontrar únicamente críticas de esta película en cuanto a su valor cinematográfico y de animación. Una tercera parte que según la mayoría consigue retomar correctamente el hilo argumentístico, y después de verla, todo el mundo saca la conclusión de que se lo ha pasado muy bien con las peripecias de la ardilla-dientes de sable, con las gamberradas de los hermanos zarigüella, la ironía de mamá mamut, la inocencia del papá peludo, las idioteces del perezoso, y los conflictos morales de el que hasta ahora, era mi personaje favorito: el tigre de dientes de sable o Smilodon. Y ha sido una buena introducción la de Buck, un comadreja tocado del ala que habla con las piedras y con los huesos, y que está decidido a desterrar al más allá a un enormérrimo terópodo (vamos, es la conclusión que he sacado de ese bicho, porque definir cual es, es chungo… ¿Tal vez Giganotosaurus un poco deforme? por el tamaño…).

La peli tiene muchos toques de obras cásicas como Moby Dick (a la caza de la enorme bestia blanca), Robinson Crusoe (el tipo que queda atrapado en un mundo que no es el suyo y se vuelve majara hasta hacerse novio de una piña), y por supuesto de Viaje al Centro de la Tierra (dinosaurios en el subsuelo, blanco y en botella… horchata).
También tiene otros guiños interesantes respecto a otras obras del cine: el mamut dice “que nadie mueva un músculo” en honor al Dr. Grant en Jurassic Park, y por otro lado, la hembra lanuda grita lo mismo que grita Pedro Picapiedra al bajar de su grua-saurus.

Mucha gente con la que he hablado me ha dicho: “Es una peli para niños, no hace falta que sea perfecta”… y yo digo que tienen razón, pero que el hecho de que sea una película para niños no quita que no sea científicamente fiel… dentro de los límites ficticios, claro: los animales de verdad no hablan. Pero me dispongo a resaltar algunos, los más grandes fallos científicos que he observado en la película y que, en algunos casos me han dolido bastante. Y es que si el niño se queda con la copla de algo que no es cierto, luego a ver quién se lo quita de la cabeza.

Primero quiero indicar el título... ¿El origen de los dinosaurios?... ¿Dónde están esos tecodontos primitivos y chiquitajos?... bien. Pasamos página en este aspecto.

Desde otro modo, Tyrannosaurus rex, que aparece como un superpredador voraz e implacable (ver la entrada de la Verdad Absoluta correspondiente para la explicación de por qué considero un gazapo… ¡¡por qué SIEMPRE tiene que ser el T-rex!!), de 6 o 7 toneladas de peso y una longitud máxima de 13 metros,… con una altura de 4 a 6 metros, no es mucho más grande que un mamut lanudo, de 4 metros hasta la cruz y 5 envidiables toneladas. Y de hecho Ankylosaurus en lo que a altura se refiere, debería ser más pequeño que el mamífero terrestre más grande que ha pisado Tierra. Por cierto, curioso Ankylosaurus, con un sentido de agresividad inusual para ser vegetariano… ¿Por qué se pone a perseguir a toda velocidad a los protagonistas? Con esa coraza, no me lo imagino corriendo, la verdad.

A todo esto. ¿De veras un dromeosáurido (o varios de ellos), una máquina de matar veloz, ágil, eficiente,… perfecta, sería vencido por Smilodon?... nunca se sabrá, ya que no eran coetáneos, pero… en la película los raptores (Dromaeosauridae) ¡son auténticos inútiles!... ¿dónde queda eso de que se cree que eran los dinosaurios con una inteligencia más desarrollada?... caray.

El individuo de Archaeopteryx caracterizado no es estrictamente un fallo, pero me parece un insulto. Es como un pavo medio bobo. Por cierto del Jurásico. Cuando el resto de animales, Torosaurus, T-rex, Ankylosaurus, incluso los Dromaeosáuridos, son Cretácicos. Los saurópodos, podrían serlo. Hay tantos parecidos que no sabría decir cuales son,… posiblemente se basen en Brachiosaurus, el más típico de ese estilo… pero… no conozco ninguno que pueda soportar un mamut sobre su cuello.
Ese mismo anacronismo ocurre con Stegosaurus (que aparecen de pasada). Y también con las palmeras, que son monocotiledóneas del terciario… posteriores a la extinción de los dinosaurios.
¿Y las plantas carnívoras?... no tenemos apenas plantas con flores en el Cretácico, y aparecen plantas carnívoras capaces de devorar un elefante… ¡ostras!
Y el tamaño de los insectos… los artrópodos alcanzaron grandes tamaños en el pasado. Meganeura, una libélula de metro y medio, era Carbonífera… pero los insectos Mesozoicos son de tamaño… de tamaño insecto. Eso mezclado con que las mariposas aparecen con las flores: en el Cretácico… lo de mariposas de dos metros me ha llamado mucho la atención.

Bueno. En resumen, me dicen. “Pero bueno. Estamos en el centro de la tierra. Podemos asumir los anacronismos ¿no?” Y yo digo… bueeeno, vaaale. Pero por lo del tamaño, y por el asunto de la profunda idiotez de algunos bichos… por eso no paso.

Desde el otro punto de vista, uno de los detalles que más gracia me ha hecho es ver al perezoso ordeñando a un toro… ¡¡Qué huevos!! Aunque la mejor escena en mi opinión, es el combate aéreo en Pterosaurios… fantástico.
Bueno. Como película está muy bien, reírte te ríes, porque te ríes mucho. Buck me encantó, es mi favorito… y me recuerda a mi mismo, en la locura al menos. Pero hacer una peli divertida y graciosa, para niños, no quita que no sea una película con un poquito más de fundamento científico. Por supuesto, esto es una opinión personal, después de ver la película una sola vez. Tal vez haya más cosas que se me hayan pasado. Tengo ganas de volverla a ver, intentando eliminar mi espíritu crítico durante la hora y media, para disfrutar mejor del arte del cine estrictamente hablando, y sin mirarlo con los ojos de un científico.
Espero que os guste.
Leer más...

viernes, 10 de julio de 2009

Verdades absolutas… CASO 6

Analicemos unas cuantas afirmaciones que en Bachillerato y cursos previos (o incluso posteriores) se dan casi como verdades absolutas, o que son tomadas por la gente en general como tales (leyendas urbanas), cuando en realidad, o no son generalizables a la totalidad de los casos, o bien son absoluta y completamente falsas.
Hoy volvemos al tema paleontológico otra vez…
Ahí tenemos el grandísimo mito que es Tyrannosaurus rex. denominado a veces como “el mayor depredador terrestre de la historia de la Tierra” o incluso como (literal de un documental de una casa de prestigio internacional aunque según su nombre, sea una Sociedad Geográfica Nacional) “el Depredador Definitivo”. Siempre llamativo con su enorme cabeza llena de dientes largos y afilados y sus dos minúsculas patitas, e indiscutible gran protagonista de series, películas, libros, y demás obras de ciencia ficción. Bueno, eso para la gente normal, porque los creatas lo alimentarían con lechuga, (¡vaya ideas que tienen a veces!) Vale.
Ahí mi réplica:
Damas y caballeros, T.rex era carroñero. Según las investigaciones del Dr. Horner y col (1993), el bichejo en cuestión se dedicaba a comerse los restos animales que se iba encontrando, con bastantes casos, por lo visto, de cleptomanía… y es que, si eres un miembro de una manada de pequeños depredadores de 70 kilogramos y te viene ese bicharraco de seis toneladas con su boca llena de dientes, le das el bocadillo sin rechistar antes de que te pise… ¿Y cuando no hubiera comida que robar?... posiblemente tuviera alguna capacidad de cazador, pero… teniendo en cuenta diversas inserciones musculares, nuestro gran mito no tendría la potencia suficiente como para poder abatir a un dinosaurio sano de gran tamaño; los bichos pequeños son ágiles, rápidos y escurridizos, y no serían fáciles de cazar por esta gran mole... por todo eso se piensa que el tiranosaurio si necesitara cazar, cazaría exclusivamente animales débiles, ancianos o enfermos.
De cualquier modo, otra investigación mostró que su lóbulo olfativo del cerebro estaba muy desarrollado… de un modo similar al de las hienas. ¿Os suenan?

El Depredador Definitivo no es, de hecho, ni siquiera el carnivoro terrestre más grande (ni considerando “grande” en longitud, ni en peso). Entre otros, con 7,5tm y 15 metros, Giganotosaurus (depredador de verdad) sacaba 3 metros y más de una tonelada a T.rex, y Spinosaurus, aún siendo ligero, era también bastante más largo (algunos le dan hasta 16 metros, aunque yo creo que es pasarse). Por cierto, ambos tenían unas verdaderas garras delanteras, muy útiles para agarrar al bicho que fuera antes de que se escapara por patas… Otra verdad absoluta por los suelos. Y es que, en Biología, y menos en Paleontología, nada puede tomarse como verdad absoluta. Puede haber un pez más grande… o un dinosaurio, en este caso.
• Horner, John R. and Lessem, Don. “The Complete T. Rex. How Stunning New Discoveries Are Changing Our Understanding of the World's Most Famous Dinosaur”. (El T. rex completo. Cómo los nuevos estupendos descubrimientos están cambiando nuestra comprensión del dinosaurio más famoso del mundo). Simon and Schuster, 1993.
Leer más...

domingo, 5 de julio de 2009

La pureza de Verbascum

Hola a todos.
Hoy os voy a presentar a una planta medicinal interesante: el Gordolobo. De nombre científico Verbascum thapsus (aunque otras especies del género también son medicinales).
Se utiliza en resfriados y contra la tos, como expectorante suave. Aquí intervienen la acción calmante y emoliente del mucílago, por su efecto de cobertura y protección mecánica de los epitelios, como la expectorante de las saponinas que contiene, y se usa la flor en infusión, y en menor medida las hojas (éstas son más útiles en aplicación externa como vulnerario).
Y por supuesto es una planta que podéis encontrar en cualquier herbolario, seca y troceadita (presentación denominada “en trociscos”), principalmente de hojas.
Algunos fabricantes indican la especie que comercializan (V.thapsus) mientras que en otras no dan información al respecto, aunque tras echar un vistazo a los tricomas, se deduce que todas ellas son V.thapsus.
Por otro lado, en algunos envases se especifica que lo que se vende son trociscos de hojas; en otros, no se especifica la parte de la planta, pero tras un breve análisis visual se observa que también lo son. Sin embargo hay una marca (que por respeto no voy a mencionar) que en el envase indica ‘flores’, y realmente se comercializan hojas. Estas preparaciones comerciales presentan de forma general una alta pureza de hojas, y no se observan adulteraciones que no pertenezcan a la planta, siendo éstas en su mayoría restos de tallo que no superan un 15%.
Pero hay una que llama mucho la atención. Una prestigiosa, MUY prestigiosa marca que tampoco mencionaré comercializa gordolobo en lo que ellos dicen ser flores. Pero a diferencia de la mencionada antes, éstos sí que ponen flores de verdad dentro de la bolsa. Claro, que eso es lo menos. Si bien no se observan adulteraciones de agentes externos a la planta, sí que se encuentra una ENORME cantidad de adulteraciones en forma de restos de tallos, de frutos y semillas y de tricomas de tallo y hoja, y en menor medida, de hojas de la misma planta. Hasta tal punto hay adulteraciones que la parte verdaderamente medicinal, es decir, la corola, constituye solamente un 6,7% del peso seco total de la muestra. ¡¡Un 93,4% de adulteraciones!!


Pero ahí no acaba todo. También llama la atención que no se presenta en ninguno de los envases comercializados una advertencia en cuanto al método de filtrado especial que requiere esta planta: si no es filtrado con tela o con papel de filtro, los tricomas, irritantes para las mucosas, pueden pasar a la infusión. Además se trata de una planta que se administra en procesos catarrales, y es importante tener en cuenta que, sobre todo en la muestra que debería ser de flores (sí, esa de menos del 7%), lo que predomina son grandes apelmazamientos de tricomas que se dispersan en contacto con el agua. Ideal, vamos, si lo que tienes es un catarro. Tómate algo que te va a hacer nada por la baja pureza, y que por otro lado te va a irritar la garganta si no lo filtras como es debido.
Yo era muy consciente de la enorme cantidad de adulteraciones que hay en las preparaciones que se venden en bolsitas individuales, las cuales ya nunca adquiero… pero ¡¡Vaya!!, esto si que es una sorpresa, cuando vas al herbolario que debieran venderte el asunto limpito y te encuentras más de un 90 de basurilla…
A partir de ahora, un servidor tendrá los ojos bien abiertos antes de comprar una bolsita de hierbas para infusión (al menos, suelen ser transparentes)… y si no, lo mejor, conocer bien la planta y cogerla en el campo.
Y antes de que nadie salte, con esto no quiero generalizar: si que venden otras plantas mucho más puras. Esto es un caso concreto que me llamó mucho la atención... pero da qué pensar de lo que se vende por ahí...
Leer más...

jueves, 2 de julio de 2009

Verdades absolutas. CASO 5

Celebro mi recien conseguida licenciatura en Biología, entre otras cosas, con esta nueva entrada de Verdades Absolutas.

Analicemos unas cuantas afirmaciones que en Bachillerato y cursos previos (o incluso posteriores) se dan casi como verdades absolutas, o que son tomadas por la gente en general como tales (leyendas urbanas), cuando en realidad, o no son generalizables a la totalidad de los casos, o bien son absoluta y completamente falsas.
Con motivo del caso 5, hablemos de los Reinos, que también son 5 ¿no?. La clasificación de los seres vivos ha caído en una Verdad Absoluta desde finales de los 60, y no hay quien elimine la idea fija de la cabeza… perdura tanto como los Rollin’.
Muy atrás quedó lo de “Animal, Vegetal y Mineral”, ya que los terceros no tenían cabida en los seres vivos. Poco a poco el concepto fue afinándose: “animales y vegetales”, “animales, vegetales y protistas”, después se descubren las bacterias,… los vegetales pasan a ser plantas… y Whittaker en 1969, decidió dar a los hongos la categoría de Reino, formando así un quinto a los cuatro Reinos que había hasta entonces.
Así quedan las cosas, con el Reino Animalia (heterótrofos pluricelulares no saprófitos y con celulas organizadas en tejidos), Reino Plantae (autótrofos pluricelulares briofíticos, pteridofíticos o cormofíticos), Reino Fingi (heterótrofos saprófitos pluricelulares con micelio), Protoctista (unicelulares o coloniales, incluso talófitos) y Monera (procariotas de cualquier tipo). Y todos los problemas quedaron solucionados. Todo se explica de forma maravillosa. Y así queda, grabado a fuego, en la mente de todos.

¿Pero qué pasa cuando haces estudios moleculares en esos Monera?

¡Vaya!, salen dos grupos, muy diferentes del resto de Reinos (todos Eucariontes) y también radicalmente diferentes entre sí. Entonces se propuso el sistema de los TRES DOMINIOS (Woese et al.1990). Dominio BACTERIA, con lo que clásicamente son las bacterias, cloroplastos, mitoconrias, y demás microbichos con pared celular de tipo bacteriano; Dominio ARCHAEA, lo que clásicamente eran las ‘arqueobacterias’, con su membrana tan particular y sus cosas radicalmente diferentes a las de todos los demás; y Dominio EUKARIA, es decir, cualquier cosa con nucleo membranoso definido… y aquí ya dividimos los cuatro Reinos que nos quedaban de Whittaker: Animales, Plantas (que no vegetales, cuidadito con estos términos), Hongos y Protistas…
Y problema añadido… en R. Protoctista se incluyen los que vulgarmente se conocen como “Algas”, “protozoos” y “mohos mucosos”, todos ellos, organismos unicelulares, o bien coloniales, incluso talófitos (algunas algas)… que no caben en animales, plantas ni hongos… pero ¿tienen todos ellos un origen común?... y en caso de que lo tengan, animales hongos y plantas ¿no proceden de organismos clasificados como Protistas? … tenemos dos soluciones: o el R. Protista es polifilético y agrupa a un montón de grupos sin antecesor común, o es parafilético, y agrupa a un antecesor y unos cuantos grupos de descendientes, pero no a todos. Incluso puede que sea ambas cosas. Si alguien no entiende los términos polifilético y parafilético, que lo pregunte, que para eso estamos.
Con el derrumbamiento de esta quinta verdad absoluta ha quedado claro ya de paso mi insistencia en la posición cladista, ¿no?...
Y es que en Biología nada es absoluto.
• Carl R. Woese, Otto Kandler, Mark L. Wheelis. "Towards a Natural System of Organisms: Proposal for the domains Archaea, Bacteria, and Eucarya". doi:10.1073/pnas.87.12.4576
Leer más...