frases

lunes, 30 de noviembre de 2009

Para que en las noches españolas no dejen de escucharse los hermosos aullidos del lobo.

video

Con esa frase de Félix Rodríguez de la Fuente quiero hacer introducción a algo que he leído (aprovecho para dar las gracias a José Antonio García "Petu", quien me remitió el mail).

Antes que nada, quería agradeceros vuestra constancia. Al hacer esta entrada he visto cumplida la visita número 2001, algo que me ha llenado de orgullo y satisfacción, como diría cierto monarca en cierta fiesta invernal.

Ahora al tajo...


La noticia apareció en el periódico "El día de Valladolid" y alude a un presunto ataque de cánidos ocurrido en La Vega, cerca de Rioseco, provincia de Valladolid. El principal problema por el cual yo protesto desde aquí y desde mi correo electrónico, son (aparte de los errores de redacción de la noticia) que en el titular lanzan la culpabilidad a los lobos (en una zona muy extensa que por otro lado no supera las 50 cabezas), y los trata como culpables a lo largo de toda la noticia excepto en el último párrafo, donde tampoco explican las cosas demasiado bien.

Desde aquí, os dejo la noticia original, y la propuesta de mail que yo ya he enviado, y que os animo a que enviéis.

__________

Propuesta de ciberacción en Valladolid:



redaccion@diavalladolid.es

http://www.eldiadevalladolid.com/noticia.cfm/Provincia/20091126/varios/lobos/matan/42/ovejas/pradera/junto/medina/rioseco/2D12CC60-1A64-968D-59883CBDACF27FCB

Estimado director y redactor del diario el día de valladolid.

Como conocedor y defensor de los lobos, me preocupa el titular de la noticia que he leído recientemente en su diario en relación a un (supuesto) daño de lobos a la ganadería en Medina de Rioseco.

Me gustaría comentarle que es muy complicado diferenciar un daño de lobos de uno de perros con los métodos que se emplean en la peritación (sin métodos genéticos), por lo que hasta ahora, hablar de daños de lobos o de perros no es correcto. Lo lógico, objetivo y riguroso es hablar de cánidos indeterminados o de daños compatibles con lobo o con perro, pero acusar a los lobos porqué si, por la opinión de un ganadero, no es objetivo y ajustado a la realidad.

Agradeciendo su interés y ayuda.
Le saluda atentamente.
Nombre y DNI

Finalmente os agrego otro vídeo donde el naturalista mostraba lo que hoy se está viendo...


Leer más...

jueves, 5 de noviembre de 2009

Una de tabaco.

Hola a todos. Hace mucho que no dejo nada por aquí, y es que he estado liado con el máster, y todo eso. Tengo dos trabajos que hacer que aún están en el tintero, y bueno, incluyendo a eso la tesina no tengo mucho tiempo… pero aquí me tenéis… y si los trabajos quedan medio-decentes, tal vez os cuelgue algún resumen de los mismos.
Y hoy os voy a hablar de algo que estaréis hartos de oír hablar, sobre todo algunos de vosotros, pero que aún así, por mi condicion de anti-tabaco, he de hacer…
A todos los que seáis fumadores, he de hacer una aclaración. No tengo nada en vuestra contra, sino en contra del tabaco. Y deseo recordar que si uno fuma es porque quiere, o porque alguna vez quiso. Se puede dejar de fumar. Miles de personas dejan de fumar diariamente y siguen vivas (de hecho, viven mejor)… bien… hecha la aclaración, vamos a meternos en harina… o en nicotina.
El tabaco se obtiene de las hojas secas y fermentadas de la Solanácea Nicotiana tabacum. El consumo en el 99,9% de los casos es por combustión e inhalación de los humos, es decir, fumada. Se trata de una de las drogas más adictivas por su cantidad en nicotina, y también es la droga más consumida y la que más problemas de salud pública causa.
Y con esto hay que tener cuidado. No estoy diciendo que sea la droga que más problemas de salud causa. Por supuesto, existen drogas ilegales que son mucho peores que el tabaco (aunque también las hay menos malas y siguen siendo ilegales). Hablo de salud pública. A lo que me vengo a referir es que de todos los casos de gente que llega al hospital por un problema causado por una droga, éste es en la mayor parte de los casos, causado por el tabaco.
El tabaco contiene concentraciones variables de nicotina. Tras ser quemado, además, incluye un pandemónium de más de 3000 compuestos químicos diferentes entre los que se incluyen cianuro de hidrógeno, monóxido y dióxido de carbono, amoníaco, etcétera. A éstos hay que añadir también, si se fuma cigarrillo, lo que se produce con la combustión del papel, como varios compuestos de cloro, usados previamente como blanqueantes.
Bien. Citando a la OMS, “los países que han reconocido la importancia primordial de informar al público, han logrado un descenso en el consumo de tabaco”. Y es cierto. Desde la introducción de la ley antitabaco en el año 2005 en España, se ha reducido la venta de tabaco en un 10%. Muy interesante. Y tampoco es que fuera muy estricta que digamos… ¡cómo se puede fumar en un restaurante, cuando hay gente comiendo al lado!
Citado de la OMS, “El tabaco es la segunda causa principal de mortalidad en el mundo. Actualmente provoca una de cada 10 defunciones de adultos en todo el mundo (unos 5 millones de defunciones por año). De mantenerse las pautas actuales de tabaquismo, el consumo de tabaco provocará unos 10 millones de defunciones por año para 2020. La mitad de las personas que en la actualidad fuman, es decir, unos 650 millones de personas, morirán a causa del tabaco”.
Y es que el tabaco empieza a hacerse notar en forma de enfermedades graves a los 30 años… de esta forma… veamos unos cuantos datos…
¿Sabéis que el 42% de la gente con enfermedades respiratorias crónicas desde la infancia son fumadores pasivos? ¿Y que los fumadores pasivos expuestos constantemente al humo del tabaco, como los camareros de algunos lugares, tienen la misma probabilidad de adquirir enfermedades en boca, laringe, esófago y pulmón que un fumador activo? Algunas enfermedades como el cancer de pulmón se ven de forma progresiva: más fumas, más probabilidades de padecer (y perecer, por consiguiente). Pero otras no funcionan así. Muchos tumores y cardiopatías empiezan a tener probabilidades alarmantes fumando solamente tres cigarrillos al día.
Y es que, el tabaco es el causante del 30% de los casos de todas las cardiopatías coronarias, del 90% de enfisema y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el 30% de las muertes por cancer (en su mayor generalidad), el 70% de los cánceres de laringe, el 50% de cánceres de boca, el 50% de cánceres de esófago, el 40% de cánceres de vejiga, el 30% de cánceres de páncreas, y más del 90% de cánceres de pulmón.
Por cierto, el cáncer de pulmón es el más frecuente y letal, es la primera causa de muerte por cáncer en hombres, y una de las primeras en mujeres. La incidencia global aumenta del orden de un 0,5 anual y en la actualidad supera al cáncer de colon, mama, y próstata combinados. La supervivencia media luego del diagnóstico es de solo un 5-10% a los 5 años… y suele aparecer a partir de los 20 o 30 años de empezar a fumar.

De hecho, el cáncer de pulmón era una rareza hasta 20 años después del boom del tabaco. Y las mujeres que no fumaron de forma generalizada hasta los años ’70, están empezando ahora a padecerlo también. Es decir, que los casos de cáncer de pulmón aparecen en paralelo con 20-30 años de diferencia, respecto al consumo de tabaco, como se ve en la gráfica de la OMS. Dice el Dr. Laureano Molins a El Mundo que "Si todos dejásemos de fumar, en 20 años el cáncer de pulmón sería algo anecdótico".
Esto llega hasta tal punto, que se calcula que si el 100% de la población fumadora dejara el hábito rotunda y definitivamente ahora, de aquí a 30 años, y sin hacer ningún tipo de mejora en la sanidad, aumentaría la esperanza de vida de toda la población (fumadores y no) en 10 años… dado que los no fumadores no se ven afectados (inicialmente), mirad a ver cuántos años ganarían los fumadores…
Podríamos seguir jugando con las estadísticas… pero vamos a hablar del control.

Existe un hecho que es que cuando un factor causa problemas de salud pública, si es prohibido, los problemas caen en picado, pero si se pasa de prohibición a penalización, los problemas crecen un poco… digamos, los “rebeldes”. Digamos que la gráfica tiene esta forma de jota que he dibujado así en un momento… donde el eje vertical son los problemas de salud pública, y el horizontal es el nivel de restricción: 1, penalizado; 2, prohibido; 3, legalizado… y dentro de lo legal de mejor a peor acceso y precio… es decir, no es lo mismo si por ejemplo en Madrid hay un solo punto de venta de tabaco en la Castellana (cerca del dos), a si hay uno en cada esquina… y en cuanto al precio, mayor precio, más se acerca la gráfica al dos… de ahí lo de “precios prohibitivos”.
Bueno. Por último, indicar por qué estoy a favor de la nueva ley antitabaco que no es sino un endurecimiento de la anterior. Creo que es lo mejor que puede ocurrir a ese respecto. En media Europa está prohibido fumar en cualquier lugar público y nadie se queja. Quien quiere fumar se sale a la calle, y listo. Y por otro lado, se podrá estar a gusto en un bar, una cafetería, un restaurante o una discoteca sin ahogarte y sin que después la ropa te huela a gallina quemada... ¿La hostelería? si prohibieran a unos y a otros no, entendería la queja, pero teniendo en cuenta que en ningún lugar de estos se podrá fumar, ¿qué problema habrá? la gente no va a un bar o un restaurante a fumar, y no van a dejar de ir solo porque no puedan hacerlo... y si a tu bar van solo a fumar, yo cambiaria de negocio.
Leer más...